Buscar este blog

30 de marzo de 2012

VETTEL...LLEGAN LOS MOMENTOS DUROS (toca ver de que pasta está hecho el alemán)


Tras el incidente protagonizado por Sebastian Vettel y Narain Karthikeyan, la polémica se ha instalado en la F1 para beneficio de un Bernie Ecclestone al que le gustan estos entuertos. No en vano es alguien que cree que es una manera de tener la F1 en boca de la gente y de esta manera obtener repercusión mediática. Pero dentro de toda esta polémica, hay una parte interesante que es la que no trata sobre quien tuvo una la culpa del accidente. Aunque es donde se está centrando todo el mundo, cuan partido decidido por un penalti injusto, me parece mucho más interesante la lectura algo más profunda que despierta este incidente. Veamos


El incidente entre Vettel y Narain se basa en que Sebastian sintió por primera vez la ansiedad de quien no está acostumbrado a hacer otra cosa que dominar con un coche que arrasa a sus rivales. Esta nueva situación, por la que no había pasado recientemente, no hace otra cosa que descolocarle y ponerle en una situación a la que no estaba acostumbrado. Y con un cambio tan radical lo primero que sucede es que llegan los errores, y estos se empiezan a hacer en momentos que sí que cuentan, porque son estos los momentos de máxima presión, donde hay que decidir en centésimas de segundo. Quizas este sea el error de cálculo más evidente y de mayor coste, pero no ha sido el único que ha tenido Vettel desde que comenzó este mundial. En la sesión de Libres 3 de Australia se salió, metiendo su coche en la arena, impidiendo que pudiera salir de nuevo a probar los neumáticos blandos para la sesión de Calificación. Los primeros síntomas empezaron en Australia y en Malasia continuaron con otro incidente. De momento dos accidentes aislados, pero lo que sí parece confirmarse con ello es que en la necesidad de dar lo que el coche no le ofrece, comete errores como cualquier otro. Y es que es fácil no cometer un error cuando tu coche es tan superior que te puedes marchar en solitario sin necesidad de sentir la presión de alguien que te acose. Vettel ahora no se encuentra en esa situación, y su actitud demostrará si se adapta a esa fase por la que ya han pasado Alonso, Massa, Hamilton, Button y Webber. En ese sentido, todos ellos le llevan una ventaja en este aspecto. Unos lo han hecho mejor que otros, pero es fácil reconocer que tras un 2007 y un 2008 donde Hamilton parecía que se iba a comer el mundo (con un Subcampeonato y un Campeonato obtenidos), el inglés tuvo que pasar su particular travesía del desierto, y el año pasado fue una muestra de hasta que punto se puede estar descentrado. Button ha estado tanto tiempo en la zona media que la conoce perfectamente tras su paso por Williams, Benneton Renault y Honda. Massa tiene sus años en Sauber y en los momentos en que Ferrari no ha estado a la altura (unos pocos). Webber tiene sus años en Minardi, Jaguar y Williams como máximo aval del que sabe como manejarse por esos mundos de la zona media.Y por supuesto Alonso, que es quien mejor ha transitado ese camino, quien se ha descentrado menos en toda esa fase de su carrera en que no ha luchado por podiums y victorias. Siempre ha dado el máximo y ha demostrado su capacidad para liderar un equipo que no luchaba por lo máximo.

Por todo ello, en esa guerra, quien mejor se maneja es Fernando, que ya de por sí tiene una cabeza privilegiada en este aspecto. Por ello, si en este Campeonato Ferrari logra igualarse o acercarse al resto de equipos que luchan por la victoria, Vettel podría ser el que más tenga a perder de todos ellos, pues Fernando lleva ventaja en este aspecto sobre el resto, y más sobre un Vettel para el que esta situación es nueva. No valen sus carreras en un Toro Rosso que ya era capaz de ganar carreras y quedar mejor en el Campeonato que Red Bull. El salto de Sebastian fue muy rápido y no es fácil volver  a la realidad. Es un proceso en el que Vettel se tendrá que reconocer y adaptar su cabeza y cualidades a la nueva situación, y durante ese tiempo, cometerá errores que le valdrán puntos valiosos en el Campeonato. Es ahí donde deberían aprovechar el resto de rivales para utilizarlo a su favor, presionando a un equipo y un piloto que tendrán que lidiar por primera vez en mucho tiempo con estas dificultades.

Fernando, a poco que progrese el Ferrari, tiene algo a su favor. El equipo que "domina" es Mclaren, y con dos pilotos en igualdad de condiciones, es probable que se repartan los éxitos. Por ello, no deberían distanciarse. En Red Bull, Vettel cometerá los errores que no ha cometido en años anteriores. La situación por tanto no podría ser más propicia. Vettel se enfrenta a unos tiempos más duros y donde hasta los compañeros de profesión ya no le bailan el agua. Que Narain haya decidido a responderle de manera tan contundente mientras que el resto de compañeros le hayan quitado la razón no es sino otra forma de ver lo mucho que ha cambiado el cuento. El aire ya no sopla a favor, y la lucha va a ser encarnizada, nadie se le va a apartar para que pase sin despeinarse, y con declaraciones como las hechas contra Karthikeyan no es que haya ganado muchos amigos a la causa. Toca agarrar el "Bull" por los cuernos, atarse los machos, y tener la cabeza muy centrada para no perjudicar sus opciones en 2012 hacia glorias que ahora mismo le quedan más lejos que en años anteriores. Tiene que darse cuenta de esto y dejar el dedo para las victorias, que siempre es más decoroso. Un gran talento que ahora tiene que demostrar de que pasta está hecho cuando las cosas se tuercen. Veremos a Vettel un 2012 como el de Hamilto el año pasado?. Está por ver, pero bien haría en reflexionar y pensar en como evitar que situaciones de ansiedad le puedan llevar a perder más puntos de los necesarios. Los de Malasia contarán tanto a final de Campeonato como los de Brasil. Sólo que entonces nadie se acordará de ellos, sólo la tabla que decide el Campeónato, que para esas cosas sí que entiende de memoria y de matemáticas elementales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Que necesita Movistar para tener éxito con la F1?

Encuesta - Futuro "Pedro de la Rosa"