Buscar este blog

18 de enero de 2012

RUBENS BARRICHELLO...LA OTRA FORMA DE GANARSE EL RESPETO

Cuando hoy se anunciaba oficialmente que Bruno Senna fichaba finalmente por Williams (como ya se llevaba anunciando desde diversos medios y desde aquí en  concreto) muchas miradas y pensamientos se iban hacia la figura de Rubens Barrichello. El que fuera tanta noticia el hecho de prescindir de Rubens como de fichar a Bruno no el algo que haya sucedido en otros casos anteriores con la misma intensidad.Y desde luego no es casualidad que varios medios inclusos dedidaran más atención a la noticia de que Rubens dejaba Williams que a la llegada de Bruno Senna. La cuestión radica en que con Rubens hablamos de un piloto que nos ha acompañado durante 19 años en el mundial de F1, y eso además de ser una marca, ha sido acompañado durante todo ese tiempo por una forma de ser que ahora le rinde sus réditos. Rubens se ha ganado durante todo este tiempo el cariño de los aficionados, y cuando toca la hora de la despedida, se nota que se está despidiendo a alguien que ha dejado poso en este mundo, y no es por casualidad, ni mucho menos.

La vida de Barrichello cambió el día de la muerte de Senna. Ese día no sólo cambiaba la F1 con la pérdida de uno de sus mitos, sino que también la trayectoria de Rubens se veía cargada de un halo de esperanza por parte de la afición brasileña que no sería sencillo de corresponder, tanto en cuanto Ayrton era ya un Dios y a Rubens se le pediría que se acercara a ello lo máximo posible. Pero la vida al menos se encargaría de darle oportunidades para que lo emulara.

Tras dos temporadas en el equipo Stewart, fue fichado por Ferrari para sustituir a Eddie Irvine, que de esta manera salía rumbo a Jaguar con un contrato supermillonario (12 mill. de eur por temporada). Eddie fue la antitesis de Rubens, un piloto chulo y prepotente frente a uno afable, cordial y humilde. Ahí radicó siempre su pecado, y también la razón del éxito actual cuando se trata de echarle de menos. Es un piloto querido en cualquier lugar del mundo, me atrevería a decir que hasta en el Tibet.Pero ese carácter afable le jugó siempre en contra a la hora de reconocer su calidad. Cuando llegó a Ferrari se tuvo que enfrentar a un Michael Schumacher que no paraba de cosechar mundiales, en la época dorada de la escudería.Por entonces supo mantenerse como un piloto competitivo que era capaz de forzar a Michael a dar lo mejor de si mismo, incluso a veces hasta superarle. Pero la política de la escudería estaba dirigida a tener un primer espada y ese era el alemán, que además había demostrado tener ese plus adicional que marcaba diferencias.Y ahí Rubens perdió su primera batalla...o la ganó, quien sabe.

El punto que marcaría su trayectoria en Ferrari fue durante la disputa del Gp de Austria de 2002, Rubens iba ganando el Gp de manera clara...y Michael iba por detrás. De repente una orden desde boxes pareció cambiar no sólo el resultado, sino la situación anímica de Rubens en la Suderia. Barrichello cedió la victoria a Michael, pero en plena linea de meta. La polémica estaba servida y hasta el mismo Schumacher tuvo que bajarse del primer escalón del podium para cederle el premio a Barrichello. Resultado: bochorno general y tras dos años más aguantando, Rubens sale del equipo rumbo a Honda al finalizar la temporada 2005. Ya llevaba mucho orgullo tragado y eso fue la gota que colmó el vaso. Hasta ese Gp, la relación era cordial entre ambos, casi idílica para la situación en la que se encontraba cada piloto. A partir de entonces la relación entre Michael y Rubens se deterioró tanto que ya no volvería a ser igual...

Y ese proceso de liberación le llevó a Honda, a compartir unas temporadas duras por lo mucho que se esperaba del equipo y lo complicado que era llegar a esas expectativas. Se había quitado el yugo opresor, pero había bajado un peldaño, o incluso dos, en relación a la competitividad de la escudería). Pero Rubens no perdió nunca la sonrisa, él era feliz porque hacía lo que más le gustaba y disfrutaba con ello. Se mostró siempre cordial con la prensa y cuidó de sus aficionados. No es por tanto casualidad que tenga más de un millón de aficionados en Twitter. Quizás tanto que siempre se pasaba por alto su calidad como piloto. Esa falta de agresividad  en el trato parecía implicar que no podía ser un número 1.Quizás no lo fuera, pero siempre fue alguien veloz y con una capacidad innata para trabajar en equipo. Con esa enorme experiencia, era muy fácil entender el porqué era un gran activo.En Honda estuvo durante 2 años por detrás de Button, pero en 2009, cuando Honda decide dejarlo y se convierte en Brawn Gp, Rubens le disputó el Mundial gracias a su gran regularidad durante todo el Campeonato. Hasta las últimas carreras tuvo opciones de ganarlo, en lo que hubiera sido la venganza perfecta tras años de segundo espada a la sombra de Schumacher. Pero quien dirigía el equipo era el mismo que dirigía las estrategias de Ferrari cuando estuvo con Michael en la Scuderia, y por tanto, su devenir estaba claro...no sería Campeón del Mundo.

Sí, estuvo claro en 2009 que Brawn se posicionó finalmente para que Button se llevara el titulo y así poder retenerle tras las ofertas que le llegaban de McLaren. Barrichello, había reconocido estar negociando con Williams...y eso le marcó su devenir si no estaba decidido ya de antemano. Finalmente Button ganó el Campeonato, Rubens salió con rumbo a Williams...y Button se fue a McLaren.Brawn se quedó sin sus dos pilotos, sin el nº 1 en el coche (estrategia parecida que hicieron con Fernando, comprar el piloto que les daría el nº1 impreso en sus morros) y Rubens partió hacia un equipo que le prometía ser por fin Jefe de filas, un equipo mítico como Williams, que necesitaba resurgir y elegí al  brasileño para dirigirles hacia tiempos pasados.

La primera temporada de Rubens en Williams se coló entre los 10 primeros pilotos del Campeonato, con 47 puntos y doblando en puntuación a su más novato compañero, Nico Hulkenberg, estrella sobre la que había depositadas muchas esperanzas. El equipo pasaba del 8º y 7º puesto del 2008 y 2009 y al 6º puesto en 2010, confirmando un paso adelante y acercándose a los equipos de punta. Era el 1er equipo independiente tras los 5 grandes.La diferencia en puntos era grande, pero se demostraba el paso adelante dado por el equipo y el acierto al sustituir a Nico Rosberg por el piloto brasileño. Los dos se habían intercambiado los asientos de sus equipos, dando un paso atrás Rubens y un paso adelante Rosberg. Pero Rubens nunca perdió la sonrisa. Pasaba de luchar por el Campeonato a luchar por los puntos, pero hacía lo que le gustaba sintiéndose por primera vez lider de un proyecto.

Y a partir de ahí...el declinar. Williams tuvo una fatídica temporada el año pasado, haciendo la peor de su historia y llevándose la carrera del brasileño por delante. Fue el que consiguió la mayoría de los escasos puntos que tuvo el equipo, pero Franck necesitaba dinero tras la pérdida de ingresos por la posición final en el Campeonato, e incluso la pérdida de dinero por la huida de más patrocinadores (cuando ya en 2010 había perdido unos cuantos, entre otros a Philips, RBS, menor aportación de McGregor...). Pero hasta en ese momento, Rubens ha vuelto a ser ejemplar, deseando suerte a su amigo Bruno Senna. Para alguien que admiraba a su tio, la sustitución no ha podido ser más agridulce. Por un momento triste por perder su asiento, pero seguro que si alguien tenía que sustituirle, Rubens quería que fuera Bruno. Un caballero de los que ya quedan pocos. Si el respeto se puede ganar de muchas maneras, en el caso de Rubens lo ha sido tocando la fibra sensible de los aficionados a la F1. El cariño de la afición no le ha valido ningún Campeonato del Mundo, pero se ha ganado ser recordado en el corazón de muchos aficionados, y no solo brasileños. Las comparaciones son odiosas, pero me costaría reconocer la misma clase de sentimiento hacia su compatriota Felipe Massa si terminara su carrera de la misma manera, sin haber ganado ningún Campeonato del Mundo y siendo sustituido en el último momento por un piloto de pago. Hay varias formas de pasar a la historia de este deporte: rompiendo records, ganando Campeonatos, pilotando para Ferrari...pero Rubens ha demostrado que hay otra via: la del cariño de la afición.Seguro que a pesar de no haber ganado el Campeonato del Mundo, a él le vale con esto...

a nosostros también...

2 comentarios:

Anónimo dijo...

grande rubens!!!!

Anónimo dijo...

es un fenomeno rubens. y como siempre buen articulo.

desde q llegaron thesen capital, le ha dado un giro de 180 grados a hrt. Y aunque se lo dre ermestel para proveer al equipo en iformatica y no aporte mucho dinero. por lo menos ya an traido dos nuevos patrocinadores varlion y ermestel.
a ver si con esto se anima mas empresas emprededoras con ganas de crecer coomo hrt f1 e ir unidas con un mismo fin.

¿cuando cres que diran el segundo piloto y la presentacion del f 112?

Publicar un comentario

¿Que necesita Movistar para tener éxito con la F1?

Encuesta - Futuro "Pedro de la Rosa"