Buscar este blog

5 de diciembre de 2011

EL RED BULL NO ES FRUTO DE UN ÚNICO INVENTO GENIAL (De la Rosa: "Red Bull nos sorprenderá con otra genialidad en 2012")

Pedro Martínez de la Rosa, nuestro tan estimado piloto y reciente fichaje este año del equipo HRT, ha pronunciado unas palabras sobre lo que ha sido la temporada 2011 y lo que ha sido su parecer sobre la misma.En la mismas deja caer unas pinceladas de lo que no es un pensamiento único. Sí, han existido muchos adelantamientos este año, 1.120, más que nunca, pero el Campeonato se ha decidido 5 carreras antes de que acabar el Mundial.Y de poco sirve provocar tanto adelantamiento para crear una emoción artificial que se diluye a 5 carreras del final cuan azucarillo que cae al agua.Es más, también ha puesto de relieve que si el Mundial se lo ha llevado Red Bull no ha sido únicamente por el difusor soplado, que aunque idea diferencial, no te da por si sola un monoplaza ganador.Por ello, me parece interesante reflexionar sobre ambas cosas.

Por un lado tenemos a un Campeonato donde se han producido un montón de adelantamientos, donde las carreras en sí, a pesar de no haber existido muchas con el líquido elemento como protagonista (lo que suele provocar resultados inesperados), han resultado emocionantes.Pero al mismo tiempo, todos esos adelantamientos se han producido habitualmente por debajo del 1er puesto, donde un Vettel con un monoplaza ganador se iba en 3-4 vueltas y no se le volvía  a ver hasta que llegaba al pódium.Eso, en si mismo, pone de manifiesto que por mucho adelantamiento que se produzca en pista, si el ganador se escapa en las 3 primeras vueltas en cada carrera, es muy difícil que haya pelea donde el espectador realmente la quiere ver, que es en la lucha por la victoria.Eso a su vez, lógicamente origina que el Campeonato se decida con mucha rapidez y que parte de la emoción del Campeonato desaparezca.Por eso pone esas 2 ideas de relieve: sí, ha existido lucha y adelantamientos, pero no donde debía, provocando el Campeonato más descafeinado de los últimos años.Incluso en el 2009, cuando el Brawn de Button se lo llevó, tuvo a Barrichello con opciones de ganárselo.No fue así finalmente, pero al menos no fue monocorde en relación al piloto, que no así al equipo.

Por ello, no se puede hinchar el pecho desde el punto de vista del espectáculo.Más bien todo lo contrario.Hay mucho trabajo por hacer por parte del resto de escuderías para devolver la emoción a un Mundial que ha tenido años donde hasta la última carrera, la última curva incluso, no se ha decidido.Y es aquí cuando Pedro vuelve a dar en el clavo.La victoria de un monoplaza tan dominante no sólo se basa en una sola pieza, aunque en este caso sí que sea el monoplaza que mejor partido saca de ella.Cuando tienes un equipo que con un "invento" de este tipo marca tantas diferencias, no es porque de repente el invento se cree por si mismo, sino porque tiene un equipo de ingenieros detrás de muchísimo talento, liderados por una mente tan brillante como la de Newey, que han sido capaces de imaginarlo, desarrollarlo y hacerlo funcionar.Es ahí donde uno se tiene que preguntar si con la eliminación del difusor soplado se resuelven todos los problemas para alcanzar a Red Bull. Si se responde "sí" a si mismo, es que no ha entendido nada de lo que va la F1.Si un equipo de ingenieros son capaces de crear semejante tecnología, que marca tantas diferencias con respecto a la misma tecnología de los contrincantes, es porque ese equipo de ingenieros puede crear otro "invento" que mitigue la pérdida de rendimiento de la prohibición del primero.¿Por qué?...muy sencillo, porque hay talento.Y el talento surge cuando se trata de resolver problemas.Si Red Bull pierde ese arma tan eficaz en la lucha contra el crono, sus ingenieros, liderados por Newey, tienen el suficiente talento para sacarse otro as de la manga.La gente no se queda parada, las ideas siguen surgiendo y la creatividad fluye a la misma velocidad que alcanzan los monoplazas de esta apasionante disciplina.Por ello Pedro da un aviso a navegantes, para que no crean que con esa prohibición se resuelve todo.Hay que trabajar, contratar a más gente de talento, hacer que fluya el proceso de crear nuevas armas para luchar contra el todopoderoso toro austriaco.Es así como debe ser visto.

 
Pero es que además, para que un monoplaza gane un campeonato de manera tan dominante, no es necesario tener una idea diferente, de genio, diferencial respecto al resto.Es necesario tener muchas.Una sola pieza no te gana un mundial.El coche está compuesto por infinidad de partes que conforman un todo, que debe trabajar sincronizadamente para dar los mejores resultados.Es así, cuando todo funciona como un reloj, cuando eso se traslada en tiempos sobre la pista y se pasa a disponer de un monoplaza rápido.Suspensiones, motor, piezas aerodinámicas, electrónica, caja de cambios...todo en el Red Bull tiene su parte de culpa para que ese coche ruede sin necesidad de hacer contravolante alguno.Si pudiéramos de hecho trasladar las mismas piezas de la tecnología del difusor soplado del Red Bull al HRT no se convertiría a este en coche Campeón.Son muchos los detalles que tendrían que igualarse con el monoplaza de Newey para dar un resultado parecido.Y eso es lo que deja traslucir Pedro con sus palabras.Hay que trabajar para que cuando los ingenieros de Red Bull tengan varias ideas para construir el monoplaza del 2012, que las que uno tenga como rival, sean mejores.El coche del 2012 tiene una buena base para empezar en la escudería austriaca, son los que menos tienen que esforzarse al haber acabado primeros.Pero aun así, no se dormirán, y el deber de los demás es redoblar esfuerzos para suplir esa distancia que actualmente les saca el equipo del alemán con el dedo índice más famoso del mundo.Veremos si lo logran.

De momento, os dejo con las palabras de Pedro de la Rosa, flamante nuevo fichaje de HRT: 

El piloto de la escudería HRT Pedro Martínez de la Rosa comentó que ante el próximo Mundial de F1 apostaría "en la distancia por McLaren", al tiempo que mostró su preocupación por la similitud que esta campaña ha adquirido el campeonato con respecto a la liga española de fútbol y evitar así que el año que viene haya un campeón "a 5 Grandes Premios del final".

"La gente quiere la emoción de no saber quién logrará el Campeonato hasta la última carrera y, si puede ser hasta la última curva de la última vuelta, mejor", señaló el piloto español, reivindicando los Campeonatos del Mundo de 2008, "donde el título se decidió en los últimos 300 metros a favor de Lewis Hamilton", y el del año pasado en Abu Dhabi, "donde había hasta 4 pilotos que podían ser campeones en la última carrera".

También quiso dejar claro que, aunque "gracias a la introducción del DRS de Pirelli, ha habido 1.120 adelantamientos y, por tanto, una mejora del espectáculo considerable, las audiencias indican que no es suficiente para convertir la Fórmula 1 "en un deporte imprevisible".

Quiso incidir el exprobador de McLaren que lo importante es que "esos adelantamientos sean determinantes, y para que lo sean, el Campeonato no puede decidirse a 5 grandes premios para el final", advirtiendo de que si no se hace, se corre "el riesgo de que ocurra en la F1 lo que ya está ocurriendo desde hace varias temporadas en el fútbol español".

"Barça y Madrid ganan todos sus partidos, es más, suelen ganar por resultados más propios de partidos de tenis que de fútbol, pero eso aburre, porque el único interés real de todo el campeonato se va polarizando en torno a dos únicos partidos" -los dos Clásicos- "y resultaría predecible".

Justamente critica De la Rosa qué es lo que ha ocurrido en la Fórmula 1 resumiendo la temporada en dos frases. "Gran espectáculo, 1.120 adelantamientos, pero un campeón a falta de 5 pruebas para el final. Demasiado predecible", dijo.

El catalán también ha cuestionado la opinión generalizada de que la falta de competencia esta temporada ha sido ocasionada por el difusor doble de Red Bull. "Yo empezaría por ser mucho más humilde y aceptar que el difusor soplado es sólo un ejemplo de la gran creatividad y calidad del quipo Red Bull", indicó.

"Prohibido el difusor soplado en el 2012, no tengo ninguna duda de que Red Bull nos sorprenderá con otra genialidad, por eso espero que los grandes no se crean la excusa del difusor soplado como el único motivo que explique el dominio de Red Bull", recalcó.
Por último, confía en que "por el bien del Campeonato", McLaren, Ferrari y Mercedes "sorprendan a todos y a Red Bull para contribuir a un campeonato apasionante y no sólo en adelantamientos".

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Que necesita Movistar para tener éxito con la F1?

Encuesta - Futuro "Pedro de la Rosa"