Buscar este blog

2 de septiembre de 2011

TORO ROSSO Y CEPSA: ¿POR FIN SE CONCRETA?

Bueno, seguramente recordareis que hace tiempo el Diario AS sacaba un articulo acerca de la compra de Toro Rosso por el fondo de inversión árabe IPIC.Ultimamente parece que está de moda el hecho de que los fondos de inversión compren equipos de F1 (Renault, Mercedes, Toro Rosso, HRT...) y quien no, parece que opta también por sacar parte del equipo a bolsa con el fin de recopilar fondos (Williams).

Parece que en todo caso todos son buenos menos uno, que coincide con el del equipo español HRT (que lógicamente tiene que ser malo malÍsimo y el único interés que le puede mover es vender el equipo lo antes posible). Pero dejado al lado este insignificante comentario, lo cierto es que parece que vuelve a resurgir la idea de que el equipo Toro Rosso (antes Minardi), con base en Faenza, va a ser completamente vendido (incluso es posible que pierda su actual nombre) a este fondo de inversión árabe que quiere emplear el equipo para anunciar a toda su cartera de empresas, como Falcon, Nova Chemicals o incluso la española CEPSA.

En esta ocasión nadie se plantea que se vaya a comprar el equipo para luego venderlo y sacar rendimiento futuro.Se da por cierto que quieren tener carácter de permanencia y que Jaime se beneficia de ello, con lo que no hay nada que objetar.Dos maneras de entender la compra de un equipo de F1 por una empresa de este tipo y sin duda una excelente manera de contrastar las varas de medir de los medios con respecto al mismo tipo de noticia.Pero dicho esto, la verdad es que egoistamente no dejaría de ser una excelente noticia en caso de confirmarse.Llevan un tiempo ya en la escudería de Faenza y lo que escama de la noticia de momento es que las empresas que se han publicitado en Toro Rosso son tanto Nova como Falcon, sin rastro de Cepsa por ningún lado.Y ahora, tras haber cerrado la venta, la idea del fondo de inversión es que Falcon sea el patrocinador principal (banco suizo, por cierto) y Cepsa uno de los patrocinadores del equipo (ya no el principal como se daba a entender antaño), por lo que tanto Jaime como Buemi serían de nuevo renovados en Toro Rosso (algo que se rumorea que ya se ha producido) por coincidir además con las nacionalidades de estas importantes empresas participadas por IPIC.
La verdad es que de ser así cuadraría también con la cesión de Ricciardo a HRT, en una manera de hacerle sitio y probar de paso sus cualidades de cara a un asiento futuro en Red Bull.Pero claro, también es cierto que lleva mucho tiempo cociéndose la noticia y todavía no se ha visto el resultado real de toda esta rumorologÍa, por lo que la paciencia se impone a la hora de valorarla.Ciertamente, desde un punto de vista de analista comercial, es extraño pensar que una compañía tan grande como Cepsa no haya estado más involucrada en el mundo del motor, en sus diferentes disciplinas.Del patrocinio existente, si mayor inversión en el mundo del motor parecía hasta ahora el mundial de camiones, vistiendo el camión de Antonio Albacete con sus colores.Algo en las motos, algo en el automovilismo, pero distando mucha de la presencia que debía tener una compañía petrolífera cuyos productos se venden especialmente a coches y motos, motor por tanto (al que parece por tanto que no revierte ese dinero en patrocinio, que sí recaudan con la venta de sus productos a dicho mercado).El patrocinio se mira con vistas al mercado en el que intentas vender tus productos, no como mera cuestión de caridad deportiva, pero precisamente por ello, aun extrañaba más esta especie de política de la compañía, dando la espalda al mundo de la competición del motor.
Ahora, si se confirma la noticia en Monza, Cepsa emprenderá un camino que seguramente le dé unos réditos comerciales que facilitarán la comprensión de hasta donde alcanza el poder de la F1 para revalorizar compañías.El Santander lo comprendió bien, Mutua Madrileña en su momento también.Incluso Repsol en la época de Pedro en Arrows también vio como se incrementaba su conocimiento como marca.Pero quizás el mayor rendimiento de todo esto es cuando una compañía mira más allá de su mercado local, y es ahí donde por ejemplo Botín ha sabido jugar las cartas como nadie.En el mundo pocos conocían la marca Santander antes de entrar en la F1.Gracias a la misma, el conocimiento de la marca alrededor del globo ha sido brutal.Por ello, la llegada de Cepsa es una buena noticia.No ya solo por Jaime, que ve como su puesto de esta manera dejaría de correr peligro, sino porque en caso de triunfar de nuevo como el Santander lo ha hecho, supondría un espaldarazo para que cada vez más las compañías españolas se atrevan a lanzar su patrocinio al mundo de la F1, sirviendo de paraguas para una cantera que actualmente goza d excelente salud y a la que sólo le falta que compañías temerosas de apostar dinero por este mundo, se decidan finalmente a hacerlo.
Toro Rosso cambiando de propietarios.No será la primera vez en Faenza que se enfrentan a ello.Lo que sí es cierto es que falta por saber la naturaleza de la operación.Había indicios que daban por supuesta la operación a cambio de que el Dr Marko pudiera seguir eligiendo a los pilotos para la escudería italiana, de tal manera que siguiera siendo la cantera de Red Bull. De producirse la operación en estos términos, el blindaje de Cepsa sería importante, pero no definitivo.Habrá que ver por tanto, de confirmarse en Monza, que papel tiene Red Bull en el equipo.De momento, tenemos la noticia de AS para contrastarla.Esperemos que se cumpla, porque sería una gran noticia, aunque como he dicho, quedan cabos sueltos que esperemos que se aclaren. Aquí la noticia mientras tanto:
Cepsa lucirá sus colores en Toro Rosso desde Monza

Raúl Romojaro | 01/09/2011
La operación se viene gestando desde el pasado mes de mayo, tal y como adelantó AS en su momento, en un proceso que culminará a partir de la próxima prueba del mundial. El fondo de inversión International PetroleumInvestment Company (IPIC) toma el control de Toro Rosso y desde el GP de Italia los monoplazas de la escudería de Faenza lucirán los colores de sus empresas, entre las que se encuentra la petrolera española Cepsa.
El patrocinador principal de los coches será el banco privado Falcon, con un espacio predominante al que le seguirá la presencia de Cepsa, completándose la participación de IPIC con la imagen de la compañía química Nova Chemicals. A excepción de la petrolera, las otras dos empresas de IPIC ya tenían un espacio publicitario en los monoplazas pilotados por Sebastien Buemi y Jaime Alguersuari, como patrocinadores complementarios a Red Bull.
IPIC pretende conceder una mayor proyección internacional a sus actividades, fundamentalmente a Cepsa dentro de un proyecto de expansión de la petrolera al resto de los mercados europeos. En este sentido, es más que probable que para la próxima temporada sus colores ganen preponderancia en los monoplazas de Toro Rosso, pasando a ocupar el privilegio de patrocinador principal de la escudería. Una situación que podría beneficiar claramente a Alguersuari, que incluso ha mantenido contactos con Khadem Abdulla Al-Qubaisi, director ejecutivo del fondo de inversión y el hombre que ha llevado a cabo toda la negociación con Red Bull.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Que necesita Movistar para tener éxito con la F1?

Encuesta - Futuro "Pedro de la Rosa"