Buscar este blog

22 de septiembre de 2011

KINKY KYLIE ES PARA VETTEL (Red Bull le regalará el coche con el que gane este Campeonato)

Así es, Dieter está generoso y quiere ser agradecido con el responsable de que Red Bull gane por 2ª vez el Campeonato de Pilotos y Constructores.Vettel, "becario respondón" de la escudería austriaca, ha ido subiendo escalones en el equipo de las bebidas energeticas hasta llegar a lo máximo que admite un equipo cuando un piloto cumple: que le regalen su monoplaza. Seb, que tiene por costumbre bautizar a sus monoplazas (como una especie de "unión emocional" con la máquina que pilota), decidió que el de este año se llamaría Kinky Kylie, un nombre que sigue con la tradición de poner apodos que se salgan de lo convencional.


Los dos primeros apodos fueron normales, con el primero como el más sencillo de todos, llamando a su chasis en Toro Rosso "Julie".Luego llegaría su época en Red Bull, donde bautizaría a su chasis como "Kate", hasta que el accidente de Australia obligó a cambiar de chasis, lo que daría el primero de los bautizos "curiosos", Kate's Dirty Sister (la hermana sucia de Kate), poniendo de relieve el gran sentido del humor del alemán.Sus sucesores no le irían a la zaga, con Luscious Liz (Seductora Liz) para el RB6, Randy Mandy (Mandy la Cachonda), o el de este año, el RB7, como como Kinky Kylie (pervertida Kyle), que se convertirá en el regalo de este año si todo sucede acorde a un normal devenir de los hechos.

En todo caso, esta no es la primera vez que un hecho de este tipo sucede.Desde Fernando con el Renault tras conseguir el Bicampeonato, o Button por conseguir el mundial con Brawn, esta bonita forma de agradecer los servicios prestados tiene también un componente económico, ya que cada uno de estos monoplazas cuenta por encima del millon de euros.Un bonito y caro regalo por tanto.No es además una tradición exlusiva de la F1, ya que en el mundial de Motociclismo era hasta más habitual: Honda regaló la moto con la que fueron campeones tanto a Crivillé como a Doohan, aunque en el caso del español tuvo sus demoras en recibir el premio, igual que le pasó a Jenson tras decidir irse a McLaren o a Fernando por el mismo hecho.Y es que no es sólo el enfado por dejar la escudería lo que provoca estas situaciones, sino el hecho de tener el monoplaza de los ahora rivales a disposición de la nueva escudería donde va a estar su antaño piloto.Lo de Crivi no fue efectivamente el motivo, pero en el caso de Button y Fernando, os pdoeis imaginar la situación para Brawn y Renault al hacer una promesa de ese tipo y luego ser consciente de lo que podría suceder, con todos los secretos del monoplaza en poder del máximo rival.En todo caso, por lo que parece, más tarde o más temprano terminan llegando a los garajes de estos pilotos, que problemas de espacio parece que no vayan a tener.

Vettel recibirá pronto a  Kinky Kylie , porque no iene planes de marcharse a ningun otro sitio (Red Bull ahora mismo es lo máximo a nivel de rendimiento sobre la pista) y seguro que ocupa un lugar destacado en su garaje...porque además de pervertida, Kylie siempre ha sido la más rápida del lugar....y eso, seguro que Seb lo valora.

Os dejo el origen de la noticia:

Prometen a Vettel su 'Kinky Kylie' si es campeón de F1


El piloto se llevará el auto a casa

SUIZA.- Sebastian Vettel está cada vez más cerca de convertirse en bicampeón de la Fórmula 1 e inclusive podría asegurar su título en el GP de Singapur que se llevará a cabo este fin de semana.De llevarse el título, la escudería Red Bull ya tiene listo el regalo para el piloto alemán y se trata del monoplaza que Vettel condujo en la temporada.

El dueño del equipo, Dietrich Mateschitz confirmó que el auto sería un obsequio para el piloto estrella; sin embargo, Vettel no piensa en eso y como él mismo dijo antes de partir a Singapur ‘aún no ganamos nada’.

De repetir como campeón de la Fórmula 1, Vettel llevaría su ‘Kinky Kylie’, como bautizó al monoplaza a su museo personal en Suiza.

Además del valor sentimental que pudiera tener el auto, está el valor económico, pues entre materiales y fabricación tiene un costo aproximado de millón y medio de Euros.
El nombre del auto es una especie de homenaje que el piloto hizo a la cantante australiana Kylie Minogue.

Pero este no es el único auto con nombre propio ya que es bien sabido que desde que el alemán debutó en Fórmula 1 se ha dado la tarea de bautizar a sus autos con nombres de mujer.

En 2008 fue Julie, un año después estuvo al frente de la primera versión del RB5 a quien llamaba Katie, aunque luego de que se le hicieran algunas modificaciones, el auto fue renombrado como ‘La hermana sucia de Kate’.

Para la temporada 2010, Vettel estuvo acompañado de ‘Luscious Liz’ (Seductora Liz) y ahora quien podría terminar en casa del piloto es 'Kinky Kylie'

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Que necesita Movistar para tener éxito con la F1?

Encuesta - Futuro "Pedro de la Rosa"