Buscar este blog

11 de septiembre de 2011

GP DE MONZA: LA CARRERA (¡Y ganó el de siempre!...pero hubo espectaculo y del bueno)

El podio de MonzaResumen: Ganó el de siempre, porque ¿que decir si no?.Vettel ganó en tierra enemiga y demostró que este año, donde no rendían, también saben aplastar...porque eso es lo que hoy sucedió, pese a los esfuerzos de Alonso de llevarle la contraria.Hoy Fernando hizo lo máximo, pero tanto hizo que las hormigas del cesped de Monza vierron arrasada gran parte de su población en la salida que se marcó, pasando por encima de lo verde.Como si volviera 5-6 años atrás, Fernando mudó hacia el modo "salidas asesinas" que se le supone a todo un Campeón que tiene el hambre de quien todavía está empezando.


Fernando Alonso, tercero en MonzaUna salida como pocas, del 4º al 1º en unos metros, poniéndose en paralelo a Hamilton y Vettel, y poniendo en valor lo que hay en la entrepierna de cada uno de los 3 superclase que dominan la parrilla.La salida fue mágica, eléctrica, emocionante, espeluznante...puso a los espectadores con ese brillo en las púpilas de los que se saben tesigos de un hecho sin igual.Porque por un momento temimos todos lo peor, porque ver como Lewis lo arrinconaba a su derecha adeñantaba la catastrofe por momentos.Pero no, Fernando se quedaba pisando esa porción de hierba verde que siempre resbala (y sino que se lo digan a Liuzzi) al mismo tiempo que se metía de nuevo con un movimiento de volante tan rapido como sutil, pasando a los que tenía por delante con la facilidad que sólo los genios imponen a sus acciones.

Y así comenzaba Monza, con una salida electrizante por parte de los primeros espadas del campeonato...y por la parte más humilde de la parrilla también.Diríamos que la salida por la parte de atrás fue hasta "impactante", porque para impacto el que organizó Liuzzi cuan miembro de un equipo de bolos. Hizo una salida magistral hasta que se tocó con otro coche, provocando que tras entrar el monoplaza en lo verde, este se descontrolorara y barriera a la parte de en medio de la parrilla, que tomaba la chicane, como quien hace strike en una partida de bolos.Sabiamos que la chicane de Monza provoca cosas de este tipo, pero no que viniera desde tan de atrás.Entre que los tifosi veían que Fernando había adelantado a Vettel y el SC salía para poder recoger los restos de todo ese destrozo, el circuito de Monza parecía unido hacia una única causa y hacia un único color: la victoria de Fernando y el rojo de Ferrari.Impresionante.Alonso caminaba hacia una victoria que se prometía al principio poco menos que imposible.Había que frotarse los ojos para comprobar que no se estaba soñando.Pero sí, ahí estaba Fernando, 1º, con un adelantamiento magistral, marca de la casa, de los que antaño eran tan habituales.

Pero tan bonito como voluble, porque la dupla Vettel-Red Bull es una combinación tan imbatible que no entiende de velocidades punta ni de nacionalidades del circuito donde corren. Fernando tenía 3 vueltas para poner tierra de por medio con el fin de que Vettel no le alcanzara por ritmo antes de que dieran la señal de que el DRS estaba permitido.Pero no, no se le concedió ese tiempo.Vettel, cuan bala que no espera su objetivo, se lanzo a por su presa y no le duró ni un suspiro.El chico del dedo índice más famoso obtuvo premio y pudo con la presa antes de que se escapara.A partir de ahí, no se supo más de Vettel hasta llegar a la zona de podium, donde ya pudo comprobar Fernando que Vettel seguía en Monza, y que Webber había sido aniquilado por su compañero (en la única acción de "ayuda" que se le recuerda a Felipe con su compañero este año).

Germany driver Michael Schumacher steers his Mercedes Grand Prix during the second free practice session of the Italian F1 Grand Prix, at the Monza raCon Vettel fuera de plano, Fernando, Lewis, Schumacher y Button luchaban por el único objetivo que quedaba: la 2ª posición.En este sentido asistimos a una de las luchas más bonitas y brillantes en una carrera normal (sin condiciones climatológicas adversas que alteraran la lucha).Schumacher y Hamilton, Hamilton y Schumacher...ambos duros contendientes en la lucha cuerpo a cuerpo, que al coincidir provocaron un autentico espectaculo.Porque lo que sucedió a partir de entonces fue una guerra sin cuartel: cada curva, cada centimetro del circuito era aprovechado por cada uno de ellos para luchar cuan furiosos ninjas "encabronaos" que quieren vencer al otro como único objetivo en su vida.Hamilton mostraba el morro, Schumy se movía tapando cada hueco.Lewis adelantaba a Schumy y cuando parecñia la fuerra decantada a favor del inglés, el alemán le devolvía la moneda.Tan centrado y encabronaos estaban el uno con el otro, que Button, que venía por detrás, aprovechó para robarles la cartera y encaramarse a la lucha por la 2ª posición.De nuevo, el chico con el que nadie nunca cuenta, el Sr Button, se reclamaba como protagonista del Gp y les arrebataba la por entonces 3ª posición.

Alonso, que en medio de esa lucha encarnizada había puesto algo de tierra de por medio, vio como al estar Button liberado de batalla alguna, se acercaba gracias al ritmo de su McLaren y al gran problema que tiene Ferrari en la gestión de los neumáticos. No hubo guerra, no hubo batalla alguna...hubo el reconocimiento de que Ferrari no tiene coche ni para combatir con McLaren en su propia casa.Bueno, no sólo neumaticos, porque el adelantamiento fue con una 7ª muy corta, poniendo también de relieve que ni siquiera por velocidad se puede escapar el coche de Fernando ya en Monza, donde el año pasado hizo la pole y ganó.Ya dije ayer que resultaba algo extraño que todos los monoplazas motorizados por Ferrari en Monza perdieran 0,6-0,7 seg respecto a la pole con respecto al año pasado (siendo Monza un circuito de motor).En fin, en defensa del motor italiano habrá que decir que a Jaime le ha bastado para conseguir una 7ª posición que todavía le cuesta creer que sea suya.Pero en eso también tiene que ver el strike de Liuzzi, que facilitó algo las cosas.

En todo caso, si creíamos que el 3er lugar de Alonso estaba garantizado, nada más lejos de ello.En las vueltas finales, tras poder Lewis desembarazarse de Michael de una vez por todas, tras las paradas, pudo empezar a exprimir el potencial de su McLaren, y la diferencia que llevaba Fernando a su más acérrimo enemigo se difuminaba a pasos agigantados por unas vueltas.El podium estaba en peligro.Por un momento Lewis se tranquilizaba y Fernando aceleraba, pero llegaron los doblados y la distancia se difuminó de nuevo rapidamente.A falta de 3-4 vueltas estaban al lado el uno del otro.Tocaba sufrir. Pero en la última vuelta, con Lewis a 1 seg. escaso, Fernando sacó su orgullo, pisó el pedal hasta rozar los pies con el asfalto, y pudo mantener la posición, y por lo tanto el podium con respecto a Lewis.Fin del sufrimiento.

En cuanto a nuestros protagonistas en los las zonas más humildes de la parrilla, Jaime y HRT, las sensaciones son agridulces.Dulce se puede considerar el logro conseguido por Jaime, que tras salir el 18º, pudo salir indemne del strike de Liuzzi y no ser embestido por 2º Gp consecutivo.A partir de ahí, la carrera de Jaime fue a más, y tras estar coqueteando con los puntos durante todo el gp, pudo finalmente superar a Di Resta y Senna, con monoplazas superiores al suyo.Su compañero, Buemi, también puntuó, 10º, pero puso de relieve una vez más que el español está un punto por encima del suizo en cuanto a rendimiento en carrera se refiere.Jaime pide más coche a marchas forzadas, así que esperemos que el dinero de Cepsa tenga buen destino y pueda disponer el año que viene de un mejor monoplaza.Lo pide a gritos.

Respecto a los HRT, peor imposible.Tras una salida magistral de Liuzzi, de nuevo superando a varios contendientes, este se ve forzado a irse a la hierba, a lo verde, tras sufrir un toque con otro monoplaza (posiblemente un Sauber).Tras el mismo toque, termina por salirse levemente, pisando la hierba de Monza de uno de los laterales de la recta, y a partir de ahí se descontrola su monoplaza...convirtiéndose en una bala sin control que se llevó por delante todo lo que pilló en la chicane (que invadía sin pedir permiso alguno).Ahí terminaron las esperanzas de HRT, pues se veían obligados a abandonar los 2 coches...hasta que Ricciardo, para dar km al monoplaza con las piezas nuevas (supongo) salió de nuevo con 12 vueltas perdidas, con el fin de completar el Gp y aladir información al equipo.Ya se ha hecho en otras ocasiones en el pasado en otros equipos, pero creo recordar que es la 1ª vez que lo hacen en HRT.En todo caso, esperando la siguiente carrera para confirmar los avances.

Nada más.Una carrera bonita si desontamos la carrera de Vettel.Emoción hasta la última curva, y Fernando da un paso más en la lucha por el subcampeonato, que es lo máximo que pueden conseguir los que no se apellidan Vettel y pilotan un Red Bull.

En Singapur, más.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Que necesita Movistar para tener éxito con la F1?

Encuesta - Futuro "Pedro de la Rosa"