Buscar este blog

16 de agosto de 2011

TORO ROSSO: TRES AÑOS PARA DESTACAR O A LA CALLE (by Franz Tost)

Recientemente hemos tenido acceso a una de esas "charla-entrevistas" con el jefe de Toro Rosso, Franz Tost, que aclara, y mucho, la teoría del equipo italiano respecto a sus pìlotos.Es bien conocida la presión a la que están sometidos los pilotos de esta escudería por destacar el uno sobre el otro.Ya no es una cuestión de alcanzar una butacada tan codiciada como la de un Red Bull...es el simple hecho de la supervivencia, pues uno de los 2 perderá su asiento, a final de año...implicitamente hablando.Y es que Franz, además de aplaudir la reciente actuación de sus pilotos, ha aprovechado para añadir una muesca de presión adicional con una frase tan certera como esclarecedora: "Maximum three years. Or let's put it this way: if you are not sure after three years whether he's going to make it, I would bluntly say forget him".O lo que es lo mismo, los pilotos tienen 3 años para impresionarles o sino les muestran la puerta de salida si no están seguros de que puedan ser futuros campeones.El porqué, veamos:

Toro Rosso evaluating drivers


Toro Rosso team principal Franz Tost says both Jaime Alguersuari and Sebastien Buemi are progressing, but that a decision on their futures won't be taken until the end of the season.

With another driver from the Red Bull stable - Daniel Ricciardo - being promoted to a race seat with HRT, Alguersuari and Buemi are under pressure to perform. Both managed to finish in the top ten in the last race at the Hungaroring, but Tost told the Official Formula One website that he would be evaluating their performances throughout the rest of the season before deciding who will drive for the team next year.

"They are moving forward," Tost said. "That was clearly visible in the last couple of races, with the last race seeing both of them in the points - so let's wait and see how the second half of the season works out. Then at the end of the year we will sit together with Red Bull to discuss who will sit in our cars in 2012."

With Toro Rosso acting as a breeding ground for young Red Bull-backed drivers, Tost said that there was a timeframe in mind for a driver to prove themselves."Maximum three years. Or let's put it this way: if you are not sure after three years whether he's going to make it, I would bluntly say forget him, period. Three years - why? Because this is the time a driver needs today in Formula One to develop from a rookie into a calculable factor in the team."

Despite praising both of his current drivers, Tost did admit to keeping a close eye on Ricciardo's progress, and expected to see an improvement in the next couple of grands prix.

"Well, I think Sebastien and Jaime are doing a good job and I am also really looking forward working together with the other Red Bull youngsters, Daniel Ricciardo and Jean-Eric Vergne. Both have done the young drivers' days with Toro Rosso last year in Abu Dhabi and Daniel was our third man before he got the opportunity to race for HRT. I expect him to best Liuzzi after not more than three or four races."

Resumiendo, consideran que en 3 años un piloto que empieza en la F1 tiene que impresionar o mostrar signos de que puede ser un Campeón, porque en la categoría, tal como está ahora, este es el tiempo que se necesita para aprender primero como funciona (diría yo que un año), luego para progresar (otro año más) y finalmente para destacar y mostrar de todo lo que eres capaz (un tercer año).Por ello, la presión sobre ellos es tan grande.Buemi afronta su tercer año, y al final del mismo debería convencer de que merece su puesto, sino Ricciardo le sucederá.Pero eso mismo se le podría aplicar a Jaime.En Toro Rosso lleva 6 meses menos que Buemi (y kms de pretemporada que no hizo cuando debutó) y la presión por ver si destaca sobre Buemi está ahí, escondida, pero en el aire.En Toro Rosso quieren ver que uno destaca claramente sobre el otro, y de momento esa sensación no se produce.Por ello las palabras de Tost adquieren mayor significado, pues necesitan ver en uno de ellos que es claramente un Campeón, y la sensación actual es más de empate técnico que de superioridad de uno sobre el otro.De ahí el riesgo, y más cuando les pone nombre y apellidos (Ricciardo y Vergne), a los que tanto él como el Dr Marko tienen muchas ganas de verlos correr en ambos coches.

Ese "tres años o fuera" es una clara señal a los 2 pilotos de que deben impresionar, no sólo hacer un buen trabajo.Es la única manera que tienen, no ya de aspirar a uyn Red Bull, sino de conservar su puesto de trabajo.Y eso, en una F1 dominada ahora por las aportaciones económicas que debe hacer cualquier piloto para conseguir un asiento, es oro puro.Veremos cual de los 2 se lleva el premio, pero por las palabras de Tost parece díficil creer que los 2 repitan butaca el año que viene.Tres años, y se cumplen en el final de esta temporada.Tienen que hacer hueco para Ricciardo y la física dice que donde hay 2 monoplazas sólo puede haber 2 butacas disponibles para disputar los domingos.Veremos lo que nos depara.Suerte a Jaime en este desafio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Que necesita Movistar para tener éxito con la F1?

Encuesta - Futuro "Pedro de la Rosa"