Buscar este blog

23 de agosto de 2011

¡TOM CRUISE PRUEBA EL RED BULL DE F1!

Sí, otra prueba secreta sale a la luz, y en este caso no menos sorprendente que la que le le hizo a Maria de Villota (María de Villota prueba un Renault F1), aunque sospechamos que en este caso no sea para optar a un puesto en escudería alguna de F1, y menos en Red Bull.Tom Cruise, estrella de cine, protagonista de diversas peliculas, y entre ellas, la mítica "Días de Trueno" (que narraba las experiencias de un rookie con talento que debutaba en la Nascar) ha probado los sabores de un Red Bull de F1. Tom se aficionó a la competición sobre cuatro ruedas tras coincidir con Paul Newman durante el rodaje de El Color del Dinero (un año antes de la citada película), tan veterano actor como piloto y dueño de escudería en la Cart/Indy estadounidense.


Sí, no es nada nuevo para los seguidores de los monoplazas que corren al otro lado del Atlántico,y es que Paul Newman era copropietario de uno de los equipos más exitosos de la Cart/Indy americana. Paul, tras coincidir con Tom, no tardó en llevarle a los circuitos, creando un vinculo muy intenso entre el actor y el deporte del motor.Tan intensa debió ser la experiencia para Tom que no dudó en escribir el guión de Dias de Trueno, que en su momento descubrió el mundo de la competición de circuitos en EEUU para el resto del mundo.Desde entonces es un apasionado de este deporte, y logicamente la F1 es lo máximo en monoplazas que se puede probar.Por ello, no se podía quedar con las ganas de probar un monoplaza de Dieter Mateschitz, y el austriaco (con grandes intereses en USA por esa bebida suya que tan bien se vende por allí) mucho menos teniendo la posibilidad de relacionar el deporte en el que participa con tanto éxito con el país donde quiere triunfar también en los circuitos.

Por ello esta prueba no sorprende tanto si se analizan los intereses mutuos de una operación de este tipo.Ver en todo caso disfrazado a Cruise de piloto de F1 no tiene precio, y quien sabe...si la experiencia le impresionó lo suficiente, lo mismo se escribe otro guión como en su momento intentó Stallone hacer sobre la F1 (aunque de manera infructuosa, ya que al final escribió de la Indy por el secretismo que había en la Formula 1, y los resultados de Driven fueron malos de solmnidad, artisticamente y comercialmente hablando).El que sí parece que quedó impresionado fue David Coulthard, que asistió a la prueba para asesorar a Tom durante la prueba con el monoplaza.Los tiempos, que no han dado, debieron ser lo suficientemente positivos como para llamar la atención de David, teniendo en cuenta que no hablamos de pilotos profesionales claro está, porque milagros para este tipo de ocasiones no existen.Fueron 25 vueltas, y al parecer bajó sus tiempos en unos 11 seg., lo que llamó la atención del escocés.

En todo caso, no parece que se trate de rival alguno por el que tenga que preocuparse Mark Webber en su lucha por seguir en la escudería que domina el mundial de manera insultante.Y es que hay que tener en cuenta que la duracion del test, 25 vueltas, no debió servir para mucho más que lograr el disfrute del actor y la sonrisa de un Dieter que relaciona la F1 (sin mucha repercusión en USA) con un actor sobradamente conocido y de gran éxito comercial allí y en el mundo entero.Acciones de este tipo no son nuevas, aunque suelen estar más relacionadas con pilotos de otras disciplinas más que con el mundo de la actuación.En otras ocasiones hemos visto conducir un F1 a Mick Doohan, Max Biaggi y Valentino Rossi por parte del mundo de las 2 ruedas, a Carlos Sainz y Sebastian Loeb por parte de los Rallyes o a Jeff Gordon por parte de la Nascar americana.Promocional o no, veamos en todo caso algunos detalles de la noticia que saltaba esta mañana:

Tom Cruise drives Red Bull's F1 car


Hollywood superstar and self-confessed motorsport enthusiast Tom Cruise drove a Red Bull Formula 1 car in a secret test in California last Monday.

The star of Mission Impossible and NASCAR-based film Days of Thunder got his opportunity to sample F1 machinery at the Willow Springs race track in Rosamond, southern California where he was supported by a 12-person crew from the world champions and given tuition from former RBR driver David Coulthard.

Cruise completed 24 laps during the seven-hour session with Red Bull reporting that the actor reached a top speed of 181mph – just four miles per hour shy of Coulthard’s top speed on the day – and improved his initial lap time by almost 11 seconds by the end of the test.

Between runs the team went through Cruise’s telemetry data with the American, whose performance impressed the watching 13-time grand prix winner.

"Tom's the real deal. I was surprised that he picked it up so quickly and is such an accomplished driver,” Coulthard told Red Bull’s official website.

“His recall was incredible considering how complicated driving an F1 car is. He's a guy who really pushes the envelope in real life. This day was not green screened.

“He thoroughly impressed me."

Red Bull and team ambassador Coulthard were in in America last week to complete several promotional events at the new venue for the revived US Grand Prix, the under-construction Circuit of the Americas, and surrounding Austin area where the Scot filmed a getaway across a Texan wild game ranch and became the first driver to drive the track, albeit before any tarmac has been put down.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Que necesita Movistar para tener éxito con la F1?

Encuesta - Futuro "Pedro de la Rosa"