Buscar este blog

12 de julio de 2011

RED BULL RACING...O COMO LAS COSAS SE PONEN POR FIN EN SU LUGAR

Después de una carrera tan bonita como la del Domingo caben 2 opciones: volverse a ver la carrera para disfrutarla (quien la haya grabado), o hablar con el compañero de turno sobre el tema de moda un lunes sin futbol: la carrera del Domingo.Son muchas las cosas que sucedieron, pero si hay algo que define a Ferrari es que en la Scudería nunca se rinden, nunca.Y como embajador de ese espiritu de valiente gladiador hispánico que no cede cuando vienen mal dadas está un Alonso que con carreras como las de Domingo demuestra quien está por encima del resto (a pesar del dedo erguido de  Vettel y de esa agresividad hacia la galeria de Hamilton). Con un coche similar, no necesita de superioridades mecánicas sin igual, sólo tener de un arma parecida que no esté dos pasos por detrás de las del resto.Por eso es temido y respetado.Por eso a nadie le gusta darle una mínima opción.Por eso cuando acecha, sus enemigos sacan las más temibles armas que hay a su disposición para derrocarle cueste lo que cueste, al precio que sea, sin opción alguna al juego limpio si eso implica darle una mínima oportunidad. 


Y eso fue lo que ocurrió exactamente el año pasado, cuando Fernando procedió a realizar una de esas acciones que todo el mundo comprende, pero que nadie espera verla tan especificamente desrita como sólo al ingeniero de Massa se le ocurrió decir ese día.El "Fernando is faster than you" no era una frase destinada a Massa, era una frase dirigida hacia el mundo entero, para que entendieran que lejos estaba de ser una casualidad lo que iba a suceder.El resto lo pudo ver todo el planeta, y la frase incluso tuvo su momento de popularidad, camisetas incluidas.Pero lo que nadie esperaba, más allá de la anécdota de la frase en sí, fue la ola que se desató tras terminar el gran premio.La prensa inglesa, tras las heridas no sanadas de McLaren, decidió cobrarse ese día la venganza que llevaba tanto tiempo esperando.La misma que no se pudo cobrar el día en que Fernando desbancó a Jenson Button de Bennetton Renault para convertirse en compañero de Jarno Trulli. Jenson, que había estado por encima de Trulli en aquella temporada, obtenía la carta de despido para ser sustituido por un "simple probador".Eso es lo que estuvo escuchando Flavio durante mucho tiempo...hasta que Fernando no dudó en poner pronto las cosas en su sitio, y la prensa inglesa, ante las evidencias de aquel españolito respondón, no tuvo más remedio que plegar velas y rendirse a las evidencias.

Desde 2003 a 2007 asistimos a 4 rounds de descanso ante la imposibilidad de cualquier crítico inglés de atacar las actitudes de Fernando tanto en la pista como fuera de ella.Había llegado por fin el anti-Schumacher, aquel que iba a poner en su sitio al demonio que había arrebatado a Damon Hill uno de sus mundiales, aquel que los británicos sentían como su protegido.Damon, el gran Damon, que no quiso probar en los coches por maldecir una y otra vez a su padre (por estrellarse en una avioneta y dejar a su familia a los pies de los caballos, animicamente y economicamente hablando, según reconocería más tarde) tenía por fin su vengador.Así que con enemigo común, era fácil entender esa relación de conveniencia. Hasta que llegó el 2007 en McLaren y todo se torció.

Tras la llegada del "Golden Boy" al equipo, en McLaren se deshacían en elogios hacia su fichaje, pero no tardaría mucho Ron Dannis en saber que el niño bonito del equipo estaba destinado a ser otro.La prensa inglesa, tras las primeras actuaciones de Lewis se olvidó de Damon, de Buttón y de todo lo pasado hasta entonces. Ya en McLaren, sucedió lo que sucedió, y terminó como terminó.Desde entonces, ya no hubo paz.

Ese arma, esa relación de odio hacia la persona que por 2 veces estuvo a punto de arruinar a la gran esperanza británica (primero Button, luego Lewis) fue brillantemente utilizada por el equipo Red Bull, tras la carrera del "faster than you".Dieter, Christian y compañía supieron desde el primer momento que arma tendrían que utilizar para descentrar el piloto más frio y calculador del mundial. Tras el paso de Alonso por McLaren, algunos tomaron nota de la única manera de vencer a Fernando...desestabilizándole "politicamante", utilizando los mass media a su favor.A esa tarea se encomendó el equipo Red Bull, que de la noche a la mañana optó por convertirse en el paradigma de la igualdad y la limpieza deportiva. Ello lo lograban poniendo a Webber y Vettel luchando el uno contra el otro, dándoles la impresión de luchar en igualdad de condiciones.Una igualdad mal entendida desde el momento en que se producía porque el piloto equivocado se encontraba en la 1ª posición.

Pero daba igual, y es que al lado estaba la prensa británica, con ganas de hacer comulgar con ruedas de molino al resto de la opinión si ello implicaba dar cera al que se había atrevido a proclamar su liderazgo, con la determinación de quien se sabe Bicampeón del Mundo, en una escudería británica, con una joven e inesperada promesa, también de la misma nacionalidad, dispuesta a dar guerra desde el principio.Por eso Horner, Dieter y el equipo Red Bull en pleno hicieron causa común.Sabían que era una forma fácil de descentrar al rival, y asimismo ganarse los parabienes de la deportividad y la limpieza en el deporte.Para ello, Horner no dudó ni un instante en repetir frases como estas:

Sebastian Vettel and Adrian Newey - Red Bull F1 Launch"Creo que esta mal, está mal por el deporte. Los pilotos deben ser libres para luchar y Massa hizo mejor trabajo, estaba en cabeza"

"Será interesante ver qué hacen los comisarios pero para mí es lo mismo que pasó en Austria 2002".      

Pero eso sí, nada como las palabras de Dieter Mateschitz (aquí):

"Interferir en los pilotos nunca ha sido una opción para nosotros"

"Jamás hemos pensado en algo semejante porque nuestros dos pilotos permanecen en la lucha por el título. "


Algo que en todo caso pareció no afectar a Fernando, que sintió esos ataques como la gasolina de la que alimentar su hambre de éxito, de triunfo:

“Hay algunos equipos favoritos, que no han resuelto sus propios problemas, intentando distraer la atención"

“Siempre hay estrategias mediáticas diseñadas para ponerte nervioso o bajo presión”

“Aquellos que lo comprenderán saben que este es un deporte complicado, donde al menos en Ferrari, el equipo está primero. Por supuesto también habrá quien no lo entienda”

Afortunadamente el tiempo termina poniendo a las personas en su lugar, y esas mismas palabras seguro que tienen hoy otro significado en la cabeza de uno de los mejores directores de equipo que tiene la parrilla, sino el mejor.Y lo mejor de todo es que esa hipocresía manifestada entonces de manera repetida, ha sido puesta a la luz de todos los espectadores de la misma forma en que sonó ese "faster than you", via radio, para que no queden dudas acerca de como se han producido los hechos.Si Horner dijo que lo hizo por el bien del  equipo, no es nada diferente a lo que dijeron en su momento Domenicalli y el propio Fernando, salvo que entonces las órdenes estaban prohibidas.Pero el matiz de la limpieza, la deportividad y el juego limpio que por bandera tenían en el equipo, merece ser apartado ya de sus lemas, porque distan mucho de ser los de antaño.Y lo mejor, que va calando.Como muestra, este articulo de James Allen:


After last year’s Brazilian Grand Prix, Red Bull owner Dietrich Mateschitz articulated his philosophy of why his drivers would be allowed to race each other right to the end and the team would not intervene, “Let the two drivers race and what will be will be,” he said. “If Alonso wins we will have been unlucky. I predict a Hollywood ending. Worst case scenario we don’t become champion? We’ll do it next year.

Mark Thompson Getty“But our philosophy stays the same because this is sport and it must remain sport. We don’t manipulate things like Ferrari do.”

He got his Hollywood ending when Vettel went on to claim the title at the final round. Mateschitz wanted to see his drivers race and his attitude looked like a very noble, Corinthian spirit. Those words look pretty hollow today, however after Red Bull instructed Mark Webber to “maintain the gap” behind his team mate Sebastian Vettel in the closing laps of yesterday’s British Grand Prix. Webber had ignored instructions from his own engineer Ciaran Pilbeam and was shaping up for a move, but heeded the instructions after team boss Christian Horner intervened.

Afterwards he made his feelings clear in the press conference, where he said he was “not alright about it” as he felt that he should be entitled to fight for an extra place. As he pointed out, if anything had happened to the leader Fernando Alonso, he would have been fighting for the win.

Team orders are now legal in F1, so there is no official sanction here, but the team face serious accusations of hypocrisy while Mateschitz’s credo seems to have been ignored.

One one level it’s not a big deal; it was only for three points. But on another level it’s huge because Red Bull has given up the moral high ground and worse, has shown that its values were fine when Vettel was the one being given a chance, but that it doesn’t apply the other way around. Was three points worth sacrificing all of that for?

With Vettel so far ahead in the points and unlikely to be caught this season, fans would argue that there was no need for Red Bull to intervene. Team boss Christian Horner said that they had done so because they feared the drivers might take each other off.

“I’m surprised at what he (Webber) did, so it’s something he and I will talk about in private,” Horner said.
“At the end of the day, the team is the biggest thing. No individual is bigger than the team. I can understand Mark’s frustration in that, but had it been the other way round, it would have been exactly the same.

“From a team point of view, there was a big haul of points on the table and it made absolutely no sense to risk seeing both cars in the fence and coming back on a tow truck.This rather underestimates Vettel’s intelligence. He might not have wanted to finish behind Webber for the first time this season, but the big picture is that he would still be leading his team mate and closest challenger in the championship by 201 points to 127 as opposed to 204 points to 124 we have today.

He’d hardly be likely to block or collide with Webber simply to alter those numbers. Vettel is a champion, he proved that last year and he’s proved it time and again this year with his increasingly mature and impressive performances. And he is more than capable of thinking like a champion.
He should be allowed to race, because the downside of acting as Red Bull have done here is that they diminish his achievement by making it look manipulated and have needlessly undermined a set of values that they worked hard and took huge risks last season to establish.

The irony of this is that both Horner and Webber had confirmed over the course of the weekend that they were going to renew their contract for 2012, despite the team receiving overtures from some of the most successful drivers on the grid. This is unlikely to derail that, but it has raised all sorts of questions

Gracias Dios, como hemos dicho, en algunos medios va calando...

Nuca es tarde si la dicha es buena, que dicen por ahí...y de momento, es excepcional...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Que necesita Movistar para tener éxito con la F1?

Encuesta - Futuro "Pedro de la Rosa"