Buscar este blog

27 de junio de 2011

TAN BUENO COMO TU ULTIMA CARRERA

Sé que lo normal sería hoy hacer un resumen de la carrera de Valencia, un resumen de los que llevan esos adjetivos de los que tanto gustan, apelando a la heroica actuación de los pilotos.Pero por hoy prefiero que la temática sea diferente, y es que si para algo ha servido la carrera de Valencia ha sido para escribir un articulo basado en el titulo que propongo, y que tan habitualmente se recuerda en este mundo: un piloto es tan bueno como su última carrera (frase popularizada desde hace mucho tiempo en la F1).

El ejemplo de Jaime Alguersuari se muestra evidente para desarrollar un tema como este, lógicamente, pero no es el único caso.Ni quizás se refiera exclusivamente a los pilotos.Pero empecemos por casos facilmente reconocibles, y el más reciente es el de Jaime, aunque posteriormente lo llevaremos a otros casos, eso sí, también dentro de la F1. Lo primero que llama la atención de Jaime es la aparente falta de apoyo dentro de su propio país, lo cual no deja de ser extraño ya que es el único piloto español que ha llegado desde la que Fernando prosiguió los pasos de Pedro y Marc.Ya se ha hablado de ello en los 3 artículos anteriores que versaban sobre todos los pilotos españoles que lo habían intentado y no habían conseguido el propósito de debutar en un Gp de F1. Pero sin que sirva como motivo que todo lo justifica, lo cierto es que ha costado mucho volver a tener un piloto más de F1 aparte de Alonso, y quizás por ello debiera tener un mayor apoyo dentro de las fronteras patrias. En el caso de Jaime puede que sea la falta de simpatía  por el piloto, por el carácter, por la sombra de Alonso que todo lo cubre, por ser del equipo junior del equipo rival...pero sea por lo que sea, tengo la impresión de que no termina de calar en la afición y en parte de la prensa.

Jaime venía de un Gp en el que había conseguido un 8º puesto, lo cual le empezaba a reconciliar con los resultados.Pero hasta entonces, la última carrera de Jaime era un 16º frente a un 9º de Buemi.La última carrera, la que "define" lo bueno o malo que es un piloto, ponía a Jaime a los pies de los caballos, desatando los rumores.Tras su 8º se puso todo en modo duda, pero no evitaba la rumorología, incluso en la propia prensa española.Tras el resultado de este fin de semana, con otro 8º puesto, Jaime pasa a estar de fuera de Toro Rosso para la próxima temporada, sustituido por Ricciardo, a estar en las quinielas para sustituir a Webber en unos de los Red Bull, el equipo Campeón.Y es que el paso de un extremo a otro se produce muchas veces por huir de la perspectiva que da el análisis sosegado de toda una serie de datos y no del último resultado.En el caso de Jaime, por seguir tomándolo de ejemplo ya que está de actualidad, el año pasado se parece poderosamente a este, aunque no faltará quien diga que ahora merece el Red Bull cuando antes no merecía ni su lugar en la F1.

Caso parecido de como todo puede variar en tan poco tiempo puede ser por ejemplo el de Jenson Button.El Gp pasado, tras ganar la carrera, estabamos ante el próximo 2º piloto de Ferrari.Tocaba negociar contrato con McLaren y había que aprovechar la victoria para subir su cotización.Era el objeto de todas las noticias, que le situaban allí.De hecho, sacamos aquí un articulo haciéndonos eco de esos rumores, pero ¿alguien menciona en sus noticias a Jenson tras este Gp?¿no parece siquiera que se haya evaporado como por arte de magia?.Pero es más, el caso de Jenson es paradojico en su carrera entera: promesa en Williams, con loas y éxitos varios, dura un año y lo ceden a Benneton, donde en su segunda temporada es echado para poner en su lugar a Fernando.Se va a Honda, donde conocer el fracaso y el éxito segun temporada.Cuando Honda abandona la F1, estaba sin equipo, y en Ferrari no le querían ni de probador.Brawn compra a Honda los "restos" del equipo y convierte a Jenson en Campeón del Mundo.De repente lo quiere Mclkaren y se va para allá, y allí alterna carreras donde gana con otras donde pasa desapercibido, y el juicio sobre Jenson será tan intermitente como su carrera, dependerá del día para que estén en los altares o para que nadie se acuerde de él...como en este Gp, donde los titulares se los lleva Alonso, y del que si en el Gp anterior surgian dudas, ahora desaparecen completamente y se dice de él que da el 120%, como si no lo estuviera haciendo toda la temporada.Pero los resultados una vez hacen el trabajo más visible y otras menos.

Ya no entramos a valorar siquiera a casos como el de Nick Heidfield, que en las pruebas de pretemporada era coronado como digno sucesor de Robert Kubica, marcando la pole en una de las sesiones, incluso con un comienzo de temporada con podium incluido...y hoy tiene más cerca ser sutituido por Bruno Senna si este encuentra dinero, que ser renovado para la siguiente temporada en sustitución de Petrov, que le está superando y que encima trae pasta.¿Quien es Nick, el del podium de comienzos de temporada o el del 10º de hoy?.
Pero hariamos mal en creer que es sólo un tema de pilotos.En las escuderías también se aplica. Al comienzo de temporada, tanto Renault como Mercedes parecían erigirse en una amenaza real para los equipos que parecían destinados a discutir las victorias a la Red Bull de Christian Horner y Adrian Newey.Hoy nadie se atreve siquiera a insinuarlo, a riesgo de que le tachen de loco.Y los equipos de abajo no se libran.A Hispania se la preparaba el funeral desde antes de que empezara la temporada, y no valía de ella otra cosa que no fuera su licencia.De la noche a la mañana ha pasado a estar por delante de Virgin, lograr acuerdos importantes y ganarse los elogios de periodistas que antaño la ponían a bajar de un burro (o al menos sus silencios en los casos más acérrimos).Tras la carrera de Canadá todo se vonvirtió en parabienes para el equipo de los Carabante.Ahora, tras la carrera de Valencia, todos esos progresos parecen de nuevo que se evaporan...cuando quizás mirando donde estuvieron en cada Gp, se vea más una linea de evolución muy parecida y similar al año pasado, lo que desharía los intentos superoptimistas y supercatastrofistas de adjetivizar al equipo.No todo destino está predestinado, pero coger un poco de perspetiva evita estos vaivenes emocionales que parece que nos llevan del Olimpo al infierno constantemente.

Retomando el ejemplo de Jaime, la diferencia entre lo hecho la temporada pasada y esta a estas mismas alturas de temporada es mínima, y si embargo la diferencia de juicio ha sido enorme.Las posiciones medias de Jaime y Buemi este año han sido 12, 167 y 11,375, valores muy similares entre sí, apenas una posición de diferencia.Pues con respecto al pasado, donde fueron 11,375 y 10,8 fue de un 6,96% peor en Jaime y un 5,32% en Buemi.Como se ve, ambos han empeorado sus posicione s medias en carrera, y en porcentajes no muy diferentes precisamente.Buemi el año pasado había puntuado 3 veces, y este año 4, mientras que Jaime había puntuado 2 veces y este año lleva las mismas, 2.De hecho, 3 puntos llevaba el año pasado, y este lleva 6.Pero es más, donde más destacan las prestaciones, que es la calificación, la diferencia a favor de Buemi es la misma este año que el anterior, con una media de 0,32 seg. en ambas temporadas, y sabido es como terminó Jaime la temporada pasada frente a Buemi.Muchas veces todo consiste en otorgar a la paciencia su oportunidad para establecer justicia.Porque todo es cuestión de no enjuiciar con el último resultado del que se dispome.En McLaren de hecho ya empiezan a conocer el procedimiento, ya que pasan del olimpo a los infiernos con la misma facilidad con la que Hamilton se gana amigos haciendo entrevistas y contando chistes.De ser portada a no serlo y viceversa.


Y es que uno no puede evitar preguntarse que aunque conoce bien como funcionan las cosas por este mundillo (donde supuestamente todo está tan estudiado y medido), todavía se puedan tomar decisiones basándose en elgo tan coyuntural como es tu último resultado.Seguro que el juicio de Boullier es diferente hoy del que tenía el día en que Heidfield hizo la pole en los tests.Seguro que la opinión de Domenicalli sobre Button es diferente hoy a hace 2 semanas.O incluso la opinión sobre Kobayashi seguro que era mejor para todos los team managers hace esas mismas 2 semanas que hoy.Y en eso radica el truco en este negocio, en aprovechar tu momento cuando este se produce porque no siempre tendrás las garantías de que volverá a pasar ese tren.Hay gente especialista en esto, desde luego, pero sigue siendo triste que todo dependa del último resultado o golpe de suerte que puedas tener.

En fin, en resumen...no estaría de más reclamar un poco de sentido común tanto a la prensa como al mundillo en sí para que el término Circo de la F1 sea más una leyenda urbana del pasado que una realidad comprobable cada 15 días...

...o al menos era es la opinión del que aquí escribe.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Que necesita Movistar para tener éxito con la F1?

Encuesta - Futuro "Pedro de la Rosa"