Buscar este blog

8 de junio de 2011

BARHEIN...¿QUE SE JUZGA: LA SEGURIDAD O LOS DERECHOS HUMANOS?

Estamos ante los días previos de una de las carreras más bonitas del año y la polémica continua sobre una carrera para la que faltan cuando menos 4 meses.No, no es que nos hayamos equivocado de fechas, ni que la carrera que se avecina se prevea aburrida, simplemente es que el origen de la polémica se confunda con la política y la defensa de los derechos humanos, lo cual crea un caldo de cultivo impresionante para los grandes titulares.

Posturas hay muchas a adoptar ante esta situación, y posiblemente sean diferentes dependiendo de lo que se defienda.Me explico.Cuando la carrera se decidió suspender se puso como motivo de la misma la seguridad de las personas que componían la expedición de la F1, ya que no se podía garantizar.Ello era porque con las revueltas, la gente combatiendo a tiros, daba pánico pensar a donde podía llegar si la F1 se plantaba por esas tierras, y la misma expedición era tomada como rehén de la situación allí.Por entonces sólo se hablaba de seguridad, y los derechos humanos importaban tanto como un accidente de monopatín en China, al menos como causa de la suspensión.

Ahora estamos en una situación completamente diferente.De repente la F1 ha cogido conciencia social y de repente el disputar una carrera en un país depende de si se cumplen ciertas condiciones, como el lógico respeto a los derechos humanos (que por otro lado debería ser un ´mínimo exigible en cualquier país que se precie).Y digo esto no porque no es que esté en contra de la idea de no ir a un país en el que no se respetan los derechos humanos...simplemente es la sorpresa por la hipocresía empleada en toda la polémica. La F1 amplia horizontes en su necesidad de reopilar dinero hasta debajo de las piedras, y eso la lleva a ir a paises que de otra manera (por tradición, logística, o escenario) dificilmente se iría.Pero dicho esto, se hace raro observar la diferencia de criterio empleada y el juicio ventajista que provoca en segun que opiniones.Sorprende que alguien como Max Mosley, hijo de Oswald Mosley (fascista reconocido que apoyaba a Hitler y al cual tuvo en su boda junto a Goebbels) salga a defender la no presencia de Barhein aduciendo que no se puede hacer una carrera allí, ya que ello implicaría ser cómplice del no respeto de los derechos humanos.

Me imagino que es la clase de pensamiento que suele tener a menudo, especialmente sabiendo las costumbre sadonazis que se gasta en la intimidad (de sobra "conocido" el gran respeto por los derecho humanos que se gastaba el regimen nazi).Pero si nombro esa "pequeña cuestión sin importancia" es porque creo que no es casual su opinión.En su momento, cuando fue pillado en ese desliz, Ecclestone le solicitó a Mosley que lo mejor era que no viajara a Barhein, habida cuenta que a los principes de dicho país no les hacía gracia tener que saludar a alguien como Max, después de lo de las prostitutas y la orgia nazi.Ello le valió ser nombrado persona non grata en el país, y recibir una carta por parte del reino en el que así se lo indicaban.¿Creeis por tanto que son casualidad las palabras de Max invocando a que se anule la carrera en Barhein?...¿creeis que de verdad le importan a alguien los derechos humanos cuando en la intimidad se mofa de lo sucedido con el regimen nazi haciendo orgias sadomaso a costa de tan macabra temática? ...soy de la opinión que no es más que una venganza servida en plato frio.

Para los que duden todavía de los hechos pasados o simplemente no los recuerden:

"...las primeras consecuencias de su desliz empiezan a llegar. La primera ha sido una carta enviada por el príncipe heredero de Bahrein a Max Mosley en la que de forma muy educada le comunica que es persona ‘non grata’ en su país. Mosley tenía previsto viajar este fin de semana hasta Sakhir, pero tras saltar a la luz pública su escándalo sexual su colega y amigo Bernie Ecclestone le convenció de que no sería apropiado estar este fin de semana en Bahrein, donde ahora su presencia ya no es bienvenida."

Porque lo que es cierto es que bajo la ventajista propuesta de respeto de los derechos humanos, Mosley ha extendido la idea de que ir allí significa ser cómplice de no respetarlos.Me gustaría saber cual es su postura sobre visitar China, por ejemplo.Me imagino que no será la misma, pues en todo este tiempo no ha levantado palabra alguna.Claro, que allí no le declararon "persona non grata".Para que quede clara mi postura, soy poco partidario de aquellos paises donde unos pocos viven a cuerpo de rey mientras en su pueblo no disfruta de una minima clase media.Pero dicho lo cual, se puede entrar en una espiral peligrosa si empezamos a mezclar la política con la F1.Porque por esa misma razón nos podemos encontrar con que los conflictos locales puedan marcar el calendario del Campeonato, ya que conflictos como este se pueden extender si la F1 sigue expandiéndose hacia países árabes y asiáticos donde la palabras democracia, bienestar general y respeto de los derechos humanos son términos vagamente conocidos, sino quizás totalmente ignorados.

A los políticos les toca gobernar, a la Comunidad Internacional exigir responsabilidades cuando se falte al respeto de las libertades y los derechos humanos,...y a la F1 correr mientras tanto.Cada uno tiene su papel y no convendría mezclarlos.Lo que sí es cierto es que quizás un hecho como este sirva para poner en perspectiva los riesgos que se corren al llevar la F1 a según que sitios y lugares.Quizás el de Barhein fuera un riesgo que mereciera la pena para Ecclestone, habida cuenta del dinero que mueven en la F1 (empezando por McLaren), pero lo que en el caso de Bernie ya no sorprende tanto es su capacidad para estar a favor y en contra de algo en menos tiempo del que un monoplaza sale ante el apagón de los semaforos.Siempre ha sido así.Crack o tipo con mucha jeta, todo es opinable, pero lo que es seguro es que siempre sabe porqué lo dice y hace.Nunca por casualidad.Seguro.

Esperemos que se resuelva en todo caso lo antes posible, que el pueblo de Barhein conquiste las libertades y derechos que les correspondan, que la situación mejore lo suficiente para que no llegue de nuevo la sangre al rio y que la normalidad se instale en el país.Mientras tanto toca esperar a que el tiempo y las personas ejerzan su labor.Pero tampoco olvidemos que no siempre la ética es la que comanda las palabras, y menos de según que personas.Siempre queda la revisión de las declaraciones para saber si las intenciones son reales o una pose con tintes de venganza. No deja de ser una sana costumbre con el fin de evitar que segun que intenciones salgan a relucir y no se camuflen bajo poses éticas que a estas altura poco cuelan.
A mi al menos, el sr Mosley no me la pega.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Que necesita Movistar para tener éxito con la F1?

Encuesta - Futuro "Pedro de la Rosa"