Buscar este blog

30 de mayo de 2011

GP MONACO: ¡WOOOOOW...QUE CARRERA!

Resumir en palabras lo que ayer se vio en Monaco es dificil por no decir casi imposible.Lo de ayer fue una de las mejores carreras en el Principado que recuerdan hasta los más viejos del lugar.La pasión se infiltró en el asfalto, en las ruedas y en las manos de los pilotos para ofrecernos  una de esas carreras que no se olvidan sobre las calles con más glamour del mundial.Ya el año pasado asistimos a una de esas remontadas antólogicas de Alonso, pero lo de ayer fue más, mucho más.Desde la salida hasta casi el final, lo que se jugó ayer fue una partida al límite, y en la que algunos incluso lo traspasaron.

Comenzó con una salida previsible, en la que Webber les dijo adios con la manita como en otras ocasiones ha hecho esta temporada y en temporadas pasadas,La facilidad que tiene para hacer grandes tiempos de clasificación en este circuito es la misma que tiene para quedarse en las salidas a mirar como salen el resto.Se avisó y sucedió.Para beneficio de Fernando...¡pues bienvenido sea!.Desde ese instante ya se sabía que la cosa iba a estar entre Vettel, Button y Alonso.Una carrera en la que las paradas en boxes suelen ser fundamentales, por la dificultad de adelantar en pista.Pues vaya si lo fueron.El equipo antaño perfecto en las paradas en boxes, con sus sitemas láser para cuadrar los coches en sus entradas, con esas maniobras perfectamente  sincronizadas cuan muestra de coreografía musical...ese equipo, sí...se equivocó en el cambio de ruedas, y ya empezó ahí la diferencia con otros gp's...aunque no fue el único, ya que con Hamilton sucedió lo mismo.Con Webber vino muy bien porque le separó de Alonso lo suficiente para que Fernando no se tuviera que preocupar más de él.Con Vettel, no afectó finalmente tanto. pero con Webber definitivamente sí.Será la suerte del Campeón, supongo.

El caso es que la emoción estuvo durante todo el Gp, pero no sólo en la cabeza de carrera.Por detrás, los pilotos se lo jugaban todo a cara de perro, con un Hamilton especialmente poseido.Si bien el inglés nos dio un gp minimamente para hacérselo mirar (él sabrá de que iba ayer, porque más de uno ya ha descubierto su juego) las primeras maniobras fueron muy bonitas, especialmente la que hizo sobre Schumacher...incluso los momentos iniciales de la lucha con Massa...pero como no es un piloto que se caracterice por su paciencia, pues andó de follón en follón durante toda la carrera.Si con un Drive Through no había suficiente, luego optó por cobrarse otra presa con Pastor Maldonado, como si los Williams paneas necesitaran puntos para su subsistencia.Incluso con el follón de los doblajes, el accidente de Petrov y Jaime Alguersuari, ahí de nuevo estaba.Por menos de un pelo no calló Alonso en esa trampa en que se convirtió ese desbarajuste de frenadas...que pudo además traer trágicas consecuencias en la suerte de Petrov.

Pero lo que nos quedamos  sobre todo es con la persecución de los 3 magníficos, mal que le pesara a Lewis, en la que cada uno apostaba por su estrategia particular: Vettel por estirar los blandos hasta el infinito, Alonso por llevar los duros hasta su fin y Button por hacer una 3ª parada.En esto la clave fue la peúltima entrada del Safety Car, cuando cada uno decidió donde echaba las cartas y a que apostaba.Tras la reanudación de la carrera, era impensable que Vettel fuera a aguantar con esos neumáticos y poarecía forzarse a parar y sucumbirMienrtras Alonso proseguía su caza, Button iba hacia Alonso sacando todos los segundos que llevaban esas ruedas.De diferencias de 2 digitos a ver la bandera de Italia en toda su extensión...ni aunque hubiera sido daltónico se hubiera confundido sobre el monoplaza que perseguía.Los tres pegados, jugándoselo todo...y las apuestas parecían dar a Button como ganador.Era el que llevaba los neumáticos en mejor estado aparente, Vettel tendría que parar y Alonso, aunque hiciera una defensa numantina, mucho tendría que defenderse para no terminar superado por un Button que era antes de alcanzarlos 1 seg. más rápido que ellos.Pero no...toda esa emoción, contenida en los corazones de los aficionados como buenamente se podía, tuvo que desaparecer para reclamar protaginismo en el follón organizado por el 3er incidente en el que Hamilton se veía envuelto.Unas frenadas inoportunas, y Jaime se choca contra Hamilton, al que le descuadra el alerón trasero,  Jaime abandona, y Petrov para evitarlos se choca contra el muro.Lo de Perez se revive en forma de preocupación por la integridad de un piloto en las calles monegascas, la ambulancia sale, el SC también, y finalmente todos reagrupados tras el SC y bandera roja declarada...

Lo que sucede a partir de ahí, una pantomima.Los coches se les permite que se les reparen, se les cambien los neumaticos y lo que era una carrera con un final de infarto se queda en un descafeinado final.Es de chiste que tras parar la carrera para no restar el espectaculo terminando la misma tras un SC, se vea reiniciada de la manera en que lo hizo, imposibilitando el final que nos mereciamos los aficionados fuera el que fuera el final.Uno se pregunta si cambiar el alerón de Hamilton era el ticket de barra libre para todos, para que nadie protestara.Efectivamente ningún piloto se quejó, pero el aficionado lo pagó.Hamilton se quejaba de las sanciones, pero si el sentido común hubiera mandado, no se le hubiera permitido continuar, pues no se le debería haber dejado cambiar el alerón trasero.Arruinó la carrera de muchos y salió de rositas...terrible enseñanza para el deporte.Hazla, que la penalización no te perjudicará...triste.

En toco caso, carrerón de los que se recuerdan y graban para la posteridad...

Que bonito fue todo...queremos más carreras de este tipo...sin duda alguna.




No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Que necesita Movistar para tener éxito con la F1?

Encuesta - Futuro "Pedro de la Rosa"