Buscar este blog

13 de abril de 2011

QUO VADIS, FERRARI?

El Gp de Malasia terminó y dejó en todos los equipos tantas preguntas como respuestas.Unos salen fortalecidos porque su apuesta se confirma, y otros salen debilitados porque advierten que no es una cuestión de mala suerte. Entre los equipos que salen fortalecidos no es difícil pensar en algunos de ellos (Red Bull, McLaren, Lotus-Renault) y entre los que empiezan a echar humo en el domicilio donde se agolpan sus neuronas, tampoco es difícil encontrarlos (Ferrari, Williams, Mercedes).Pero quizás esto resulta tan evidente como mirar los resultados de las 2 primeras carreras, así que el mérito no es mucho si se trata de hacer un análisis en este sentido.No se trata de buena o mala suerte, se trata de que esta vez la pista confirma quien ha hecho un buen o mal trabajo durante la pretemporada.

Rory Byrne: el de los Ferrari dominantes.
Lo que más llama la atención es la situación de Ferrari.No es un caso crítico, pero el espectador se empieza a realizar muchas preguntas, y me temo que dentro del equipo no es diferente.No es difícil la comprobación de ciertos datos que parecen coincidir en el tiempo y que resultan difíciles de justificar solamente como meras coincidencias.Todos hablan del equipo creado en torno a la figura de Jean Todt, en la que el pequeño Napoleón aparece en la historia casi como único o principal responsable de los éxitos de Ferrari.Lo que no mucha gente parece recordar es la figura menos recordada del equipo, y que visto con el tiempo, figura casi más decisoria que cualquiera de los otros miembros del equipo.Esta persona no podía ser otra más que el diseñador de los bólidos de Ferrari en su etapa más exitosa: Rory Byrne.

El cuarteto mágico: Martinelli, Brawn, Byrne y Todt.
Todos recuerdan con cierta  facilidad el hecho de que Jean Todt llegara a Ferrari y revolucionara la escudería contratando a los mejores.Pocos parecen dudar de las dotes de Michael Schumacher al volante, de las estrategias mágicas y demoledoras de Ross Brawn, de los poderosos motores diseñados por Martinelli...pero, donde se encuentra la clave que marca la diferencia es en el departamento de diseño, donde por ejemplo, Adrián Newey es el gurú de los últimos años y responsable en gran medida de los éxitos de la marca de bebidas energéticas.Pues de este departamento tan decisivo en los éxitos de una escudería, su máximo responsable, Rory Byrne, estuvo presente durante los 5 títulos de Mchael Schumacher, pero ni uno más.Así como el resto de integrantes decidieron seguir unos años más, Rory Byrne decidió dejar Ferrari en 2004, y no hace falta decir que papel desempeñó Ferrari y Michael Schumacher a partir de entonces (2005 y 2006).Curiosamente, el único año que Ferrari ganó un titulo desde el 2004, el de Kimi Raikkonen en 2007, fue gracias a un regalo impresionante de McLaren al no permitir que uno de sus pilotos ganara ese Campeonato por una guerra encarnizada que había en la escudería plateada contra él (todavía hay ecos de la famosa frase "no corremos contra Kimi, corremos contra Fernando").

El F2001, donde empezaron los 5 titulos consecutivos.
Antes de 2004 Ferrari era objeto de copia en sus diseños, cualquier cosa que hacía se analizaba por parte del resto de equipos con suma atención, incluso había equipos que copiaban la casi totalidad de su diseño (¿Sauber?).Rory hacía diseños tan dominantes como los hace ahora Newey.De hecho, le ganó la partida durante 5 años seguidos, y no sería porque Newey no disponía de los mismos o superiores recursos, trabajando como trabajaba en McLaren.Y ambos equipos disponían de sendas estrellas al volante en las manos de Hakkinen y Schumacher.Pero todo en la vida tiene su final, y Rory decidió que era el momento de dejarlo tras haberlo ganado todo durante 5 años (6 si contamos los títulos de constructores).En 2004 lo deja, y pasa a sustituirle su 2º, su asistente hasta entonces, Aldo Costa.Y desde entonces hasta ahora, Ferrari se ha convertido en lo que ges ahora: un equipo campeón, pero que carece de la capacidad de crear coches dominantes como hacía antaño.Como ya indiqué en algún comentario anterior en la página de Facebook, a Ferrari hace tiempo que no la copian.Desde que Aldo Costa asumió el control no ha existido ni un sólo invento revolucionario que haya salido de sus oficinas.Ni el Mass Dumper (Renault), ni el Triple Difusor (Brawn) ni la aleta de tiburón (Red Bull), ni el F-Duct (McLaren), ni los escapes invertidos (Renault) son ideas que hayan salido de Ferrari.Desde 2004 no hacen más que ir a remolque en el apartado de diseño, copiando las ideas que ven en otros equipos como antiguamente hacían los equipos más modestos para ahorrarse presupuesto de sus departamentos de I+D.

Aldo Costa: actual jefe de diseño de Ferrari
Y aquí estamos, escribiendo un articulo porque lo que parecía que habían sido unos cuantos días predicando en el desierto, como quien grita contra el viento sabiendo lo fatuo e inútil de sus súplicas, ahora parece que adquiere fuerza en la red de redes.Y es que parece que en esta ocasión, gracias a las últimas tecnologías, el viento va a llevar estas quejas algo más lejos.Lo que no eran más que palabras escritas en un foro, en la aplicación del pajarillo, o en esa gran revolución llamada Facebook...han cogido ya velocidad de crucero y amenazan con llegar a Maranello antes de que un tren bala japonés llegue a su destino.Es saludable el eco que pueden tener este tipo de quejas si eso ayuda a cuestionar la actitud tan complaciente que ha tenido el equipo italiano hasta el momento.Creyendo que se podía vivir de las rentas y la inercia del éxito pasado, tuvo su más desagradable demostración de esta afirmación cuando los que mandan en esto decidieron cambiar las reglas del juego y hacer que los equipos dibujaran de nuevo, pero partiendo de una hoja en blanco.El aplicado segundo de a bordo no parecía ni parece tener el talento de su anterior jefe, y Newey vio como su llegada a Red Bull por fin cobraba sentido, y justificaba su hasta entonces estancia en la escudería austriaca, que no parecía cargar hasta hasta ese momento de razones para su sueldo (Recordemos que llegó en 2005 y hasta el comienzo de la temporada 2009 estuvo jugando entre los puestos 5º y 7º durante esas temporadas).

Adrian Newey: el hacedor de sueños.
Desde el día de la hoja en blanco, en Ferrari las cosas se agravaron.En 2009 los Brawn arrasaron, en 2010 Red Bull hizo lo mismo aunque la inexperiencia de sus pilotos al lidiar con la consecución de un Campeonato del Mundo les diera opciones hasta el final.Y en 2011 no parece que la cosa vaya mucho mejor.Se impone por tanto un golpe en la mesa de diseño.Ferrari no puede seguir siendo objeto de la complacencia cuando en el resto de equipos encuentran ideas creativas que en Maranello siquiera se imaginan.Si bien a Rory Byrne no se le puede clonar, hay que encontrar la persona capaz de traer ideas frescas en este sentido.Pat Fry parece que va a aportar algo en este sentido, pero uno se pregunta si eso es suficiente.De momento parece que no, pero si algo bueno tiene la red de redes es que los ecos viajan más rápidamente que los monoplazas de este campeonato.Esperemos que todas las moléculas de aire que lo forman, que todos los artículos que se están escribiendo en este sentido, lleguen a buen puerto y sirvan de acicate para la escudería para de una vez por todas, llevar a la escudería a retomar el liderazgo en el diseño que nunca debió perder.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Que necesita Movistar para tener éxito con la F1?

Encuesta - Futuro "Pedro de la Rosa"