Buscar este blog

4 de abril de 2011

EQUIPOS Y PILOTOS ESPAÑOLES QUE INTENTARON ALCANZAR LA F1 Y NO LO CONSIGUIERON: TELEFONICA TEAM F1

Marc Gené y Pedro de la Rosa en el
comienzo de la temporada 1.999
Era el año 1.999, Pedro de la Rosa y Marc Gené entraban en el restringido mundo de la F1 al obtener el respaldo de Repsol y Telefónica respectivamente. Tras años de ausencia en el gran circo, ambos entraban en compañía de dos grandes multinacionales españolas. Las gestiones con Pedro habían empezado 1 año antes, cuando se había introducido en este restringido mundo a través de su papel de probador en Jordan. Era un contrato en el que supuestamente al año siguiente, tenía la opción de subirse al Jordan, lo cual no se produjo. Tras una pretemporada jugándose el asiento con Mika Salo, poniendo sudor y sangre en cada vuelta alrededor de los circuitos, se confirmó como compañero de Tora Takagi. Marc ya se había asegurado previamente el papel en Minardi, tras haber ganado la primera edición de la Formula Nissan y haber hecho una prueba en el tan querido equipo italiano como recompensa a su triunfo en el Campeonato recién instaurado.
Pedro de la Rosa en Australia 1.999
Así comenzaba pues la historia española en la Formula 1 más reciente, con vocación de afianzarse y no ser algo pasajero.
La temporada comenzó con la alegría del primer punto de un piloto español en mucho tiempo, con el magnifico 6º puesto de Pedro en la carrera debut, Australia. La temporada en Minardi también tuvo su punto álgido con el 6º puesto de Gené en Nurburgring, que podía haber sido incluso mejor para la escudería italiana de no fallar la caja de cambios de Luca Badoer cuando iba 4º a falta de 13 vueltas. Esos fueron los comienzos, con los 2 españoles puntuando
en una época donde sólo los 6 primeros puntuaban y cada punto se vendía a precio, no ya de oro, sino de carísimo diamante.

En el comienzo de la 2º temporada, Telefónica se decidía a poner más dinero y pintar el coche entero con sus colores, en unas cifras que se suponen que doblaban la inversión inicial, estimándose en unos 15-18 mill de euros el total aportado. Junto a Gené apostaban esta vez a uno de los peores pilotos vistos en la F1 moderna, Gastón Mazzacane, que aportaba el patrocinio de PSN. La puesta de Telefónica parecía clara, ya que quería incrementar su expansión mundial y utilizar la F1 como vehículo de conocimiento de la marca.

Marc Gené, en Minardi en el año 2.000
La presentación se realizó en el Guggenheim de Bilbao, y en ella ya se empezaba a pronosticar la compra de la escudería italiana, como respondía Gabriele Rumi:

"For now, they [Telefónica] are just a title sponsor. They could still buy the team at some point but, if that happened, the team would move to Spain. That will not happen for at least a year, however." (enlace a la noticia)

Tras la llegada del 1er Gp, ya había preguntas en este sentido hacia Minardi, que respondía a las preguntas de los periodistas como podía, por la tangente. Pero el rumor estaba en el ambiente. Todo se basaba en que Telefónica adquiría Minardi y trasladaba la escudería a España. Los rumores salían desde Enero del 2.000 cuando Villadelprat había salido de Benetton  (Villadelprat deja Benetton),  para plantear y gestionar los recursos necesarios de una operación muy ambiciosa, como era construir a partir de los cimientos de Minardi una escudería que luchara por objetivos comparables a los que la multinacional de las telecomunicaciones veía en el mundo de las 2 ruedas.

Joan Villadelprat
"THE long-expected resignation of Benetton Formula's Operations Director Joan Villadelprat has been confirmed by the team. The Spaniard has been running the team for the last 10 years but in recent months his name has been linked to a job with the Minardi team - under its new Telefonica ownership. Villadelprat has been contemplating returning to his native Barcelona region for some time and it may be that he will spend this year putting together a factory in that region. It was rumored some months ago that a factory has already been selected in Barcelona for the revamped Minardi team. Villadelprat has a good knowledge of the best people in F1 and would be able to recruit some of them to work in the area."
y sigue esbozando parte del motivo:
Villadelprat's departure is not a surprise as he quit the team a couple of months ago but was then convinced to withdraw his resignation. At the time he was unhappy that Benetton team boss Rocco Benetton had been talking to Rupert Manwaring about giving the Englishman the top operational job in the team.

Gabriele Rumi
En todo caso, parece claro que las instalaciones iban a estar en Barcelona, bajo la dirección de Joan, que iba a contratar a gente de prestigio para trabajar en dichas instalaciones.

En Abril, sin haber llegado a mitad de año, los rumores empezaban a acrecentarse, aunque en sentido contrario al esperado, ya que por momentos parecía enfriarse la operación, al producirse por estas fechas estas declaraciones de Gabriele Rumi : "It's not decided yet. They [Telefonica] don't seem to have fully decided to go ahead with it". Las dudas existían dentro de la compañía, quizás por esperar algo más de la escudería, tras terminar la temporada anterior puntuando, quizás por el importe de la operación, o quizás porque ya se preveía el cambio en la dirección de la multinacional española, ya que Cesar Alierta sustituiría a Villalonga (el gran defensor de la entrada de Telefónica en la F1) en Julio del 2000.
Pero algo hay acerca de los importes que pudieran justificar las dudas de la multinacional española. Veamos, como dice el artículo de El País de aquella época (Dudas de Telefónica sobre comprar Minardi) y que a continuación reproduzco:

El equipo Minardi de fórmula 1 está en venta y Telefónica no va a comprarlo. Gabriele Rumi, propietario del 70% del accionariado, afirma que la operación se concretará en un mes, y que existen dos inversores y un constructor de automóviles interesados. Telefónica, que estudia el proyecto de Joan Villadelprat para crear un equipo español de F-1, afirmó ayer que la compra de Minardi "aún no se ha barajado".
Giancarlo Minardi
La situación se está haciendo insostenible en la escudería Minardi, cuyo primer piloto es el catalán Marc Gené. No hay problemas económicos, pero los responsables necesitan saber con qué van a contar para planificar la próxima temporada: hay que comprar los motores sin demora. Éste es el motivo fundamental que llevó a Gabriele Rumi a meterse en el mercado con urgencias. El propietario de la escudería italiana aseguró ayer que existen dos empresas inversoras y una marca automovilística interesados en comprar. Ninguna de ellas es Telefónica. La empresa española, que lleva dos años patrocinando a la escudería italiana, se pronunció ayer con claridad al respecto. "Nadie va a imponernos plazos para nuestras inversiones", señaló Carlos Illa, director de patrocinios. "La inversión para la compra de Minardi ni siquiera se ha barajado todavía".

Illa aseguró, además, que la principal preocupación de Telefónica en estos momentos es resolver el contencioso existente entre las televisiones catalana y española para que la F-1 pueda verse en abierto en toda España. "Este problema lo pagamos los patrocinadores y los aficionados", dijo.

Telefónica invierte unos 3.000 millones como patrocinador principal de Minardi. La compra del equipo costaría unos 7.000 millones. Y mantener una escudería en la F-1 y la infraestructura que eso supone ascendería a 20.000 millones anuales. (hablaban en ptas., que todavía no se había impuesto el euro)

Como vemos, los requisitos necesarios para que el proyecto de Villadelprat y Telefónica de crear el equipo se parecen a los que se auto imponía para crear un equipo de F1 cuando luchó con Epsilon para las plazas que finalmente se otorgaron a Manor, Lotus e Hispania. Sólo que en este caso significaban el doble de lo que finalmente optaría con Epsilon, ya que 20.000 millones de ptas. son 120 mill. de euros, de los de hace 10 años, ni que decir tiene que eso seguramente equivaldría a más de 160-170 mill. de euros de los de ahora, cantidad que no sólo asustaría a Telefónica, sino a cualquiera al que se le presentara el proyecto. Estamos hablando de comprar el peor equipo de la parrilla de entonces y echarle el primer año, entre los 7.000 mill de ptas. de la compra (unos 42 mill. de euros) más los 20.000 millones de mantenerlo y la infraestructura necesaria (unos 120 mill. de euros.).Es decir, el primer año Telefónica hubiera tenido que destinar al proyecto 162 mill de euros de la época, fácilmente más de 200-220 mill. de los de ahora. Como vemos, parece una locura y lógicamente, pudiera ser el motivo por el tardaron tanto en decidirse, ya que era una inversión muy difícil de justificar, no siendo lo que compraban precisamente unos de los equipos más exitosos de entonces.Digamos que compraban la licencia y parte del Know How, ya que las instalaciones se trasladaban a España, por tanto Faenza dejaba de tener razón de ser, por lo menos en un principio, ya que la insfraestructura pensada sería lo que actualmente son las instalaciones de Epsilon Euskadi, ya que como el mismo Joan reconoció, parte de las ideas que tuvo que generar entonces para el proyecto, las aprovecharía más tarde para crear las instalaciones de Epsilon cuando salió de Prost tras el embargo del equipo debido a las deudas contraidas que no podía afrontar.

Pero volvamos al proyecto.En Telefónica se empieza a rumorear que podría estar interesada en entrar en Benneton, dirigida por Briatore, y que está interesado en comprar el contrato de Alonso. Minardi se había adelantado, y le había ofrecido ser piloto de pruebas a pesar de que no tenía equipo de tests propiamente dicho. Como se ve en la noticia de El País de la época, ya en Mayo (Minardi ficha aFernando Alonso):
Flavio Briatore
"La posibilidad de que Telefónica compre la escudería Minardi para crear un equipo totalmente español parece cada día más lejos. Telefónica, metida ahora en negocios expansionistas de la empresa, no tiene la más mínima preocupación por cerrar este tema. En cambio, Minardi necesita con urgencia tener respuestas económicas para poder comprar motores para la próxima temporada. Existe, pues, un problema de tiempo de difícil solución. Ayer, Marc Gené tuvo que retirarse y Mazzacane acabó 8º, a dos vueltas. Minardi sigue al final de la clasificación. El interés de Telefónica podría haber derivado hacia la escudería Benetton, de la que sólo podría convertirse en el patrocinador principal, puesto que recientemente ha sido comprada por Renault. Flavio Briatore, responsable del equipo italiano, ha intentado fichar al piloto español Fernando Alonso, actualmente en la F-3000, para potenciar la entrada de Telefónica.

La respuesta de Minardi ha sido fulminante. Ayer mismo concretó el fichaje de Alonso como piloto de pruebas para la próxima temporada, puesto que compartirá con el italiano Giorgio Vinella. Así, probablemente, se asegurará al menos el patrocinio de Telefónica. El único problema es que Minardi no tiene equipo de pruebas."
Fernando Alonso en Astromega
Temporada de F3000
Todo esto propiciaría una especie de guerra luego entre Briatore y Jean Todt por hacerse con los servicios de Fernando, de cuyo resultado ya sabemos quien fue el ganador, y sobre todo la posterior reacción de Todt que juró que mientras el estuviera en Ferrari, Fernando no estaría allí. Pero todo eso vendría de unas pruebas que hizo Fernando en Vairano con el Minardi, en el que con un Minardi superó los registros que marcaba ese día Luca Badoer con Ferrari. Eso propició el repentino interés de Todt por hacerse con su fichaje y bueno, todo lo demás es historia conocida.
Gaston Mazzacane
Está claro por tanto que Minardi contaba con Gené y Mazzacane (el mercado argentino interesaba mucho a Telefónica y ese fue el motivo por el que no adelantaron la sustitución de Mazzacane por Alonso, parado por la propia compañía española para no perjudicar sus intereses allí).Está claro que los intereses de Telefónica iban a un ritmo y los de Rumi, propietario del 70% de Minardi, y Cesare Fiorio (manager del equipo) iban a otro. Las prisas de Minardi por asegurarse a Telefónica no eran las de la compañía, que miraba las cifras necesarias para el negocio propuesto por Villadelprat y juzgaba que para sacar rendimiento a esa inversión, era mejor patrocinar a un equipo medio-grande como era Benneton, y más tras comprarla Renault. Los italianos esperaban que con Gené y Alonso en el barco fuera suficiente, pero en Julio de ese mismo año la presidencia de Telefónica cambió en favor de Cesar Alierta y eso termina de enfriar los ánimos hacia la compra de la escudería.

La compra de la escudería finalmente no se concretaría, y tras muchos meses de rumores y de no saber si finalmente Telefonica continuaría en su papel de patrocinador, o se arriesgaría y pasaría a ser propietario del primer equipo español de la historia...en Octubre del 2000 Telefónica salía de Minardi:
Cesar Alierta, presidente entrante de
Telefonica en el 2.000
La escudería italiana Minardi de Fórmula Uno, que cuenta en sus filas con el piloto español Marc Gené, ha indicado que no le ha tomado por sorpresa el anuncio realizado el lunes por su patrocinador hispano, la empresa Telefónica, de no seguir en la competición automovilística la próxima temporada.

"Era una salida ya prevista y ya desde hace tiempo la PSN (Panamerican Sport Network) y Minardi estaban valorando algunas hipótesis de patrocinio para el 2001, que no tenían en cuenta a Telefónica", ha indicado la escudería por medio de su oficina de prensa.
La PSN se convirtió hace unas semanas en el propietario del 68,68 por ciento de las acciones de la escudería con sede en Faenza (Ravena).
Minardi, por medio de los mismos portavoces, sobre si la salida de Telefónica pudiera conllevar también la de Marc Gené, ha querido puntualizar que "la empresa española no impuso nunca a Gené a Minardi".

"Su contratación fue una decisión técnica del equipo, en virtud de sus dotes, adoptada hace dos años tras las pruebas invernales. Por tanto, antes de que Telefónica entrase en la escudería", añade la escudería.

El sueño de la escudería española desaparecía finalmente, posiblemente debido a dos factores cruciales: las cifras necesarias para su compra y mantenimiento (lo que hoy hubiera equivalido a unos 220 mill. de eur. el 1er año y unos 160-170 los años siguientes.) y la llegada de Cesar Alierta, más incrédulo con el mundo de la F1, por lo menos inicialmente, ya que posteriormente volverían a entrar con la entrada 2 años más tarde de Alonso como titular en Renault (el primer año estuvo cedido en Minardi por Briatore y en 2002 como probador de Renault antes de sustituir a Button y ganarse las primeras enemistades de la prensa inglesa al sacrificar a su estrella por un joven novato y para colmo de los medios británicos, un "simple probador").
Paul Stoddart
Gené salió de la escudería, porque esta quedaba un poco a la deriva, a cambio de un papel de probador en Williams (por entonces exitoso).Entraba en escena Paul Stoddart que compraba la escudería entrado el año 2001, y empezaba a trabajar para conseguir un motor para el coche, que por entonces no tenía. El proyecto se completaría a toda prisa, se asegurarían la cesión de Alonso por parte de Briatore y  debutarían el coche en un Shakedown antes de salir rumbo a Australia, donde Alonso debutaría por fin en la F1.

El sueño de una escudería española quedaba una vez más aparcado, y lo único bueno que salía de todo ello era el debut de Alonso en la F1.Villadelprat al ver como se truncaba el proyecto, termina por embarcarse en la escudería Prost, equipo que luego desaparecería y sufriría el embargo de sus instalaciones, pero eso sí, al menos Pedro no sufrió ese destino al elegir Jaguar en vez de Prost cuando Joan ya había convencido a Prost para que lo fichara como probador y sustituyera a partir de la 5ª carrera a Mazzacane, que había salido de Minardi con el dinero de PSN para entrar en Prost, un equipo que estaba por delante de Minardi. La entrada de Pedro hubiera garantizado la de Repsol y hubiera sido un negocio redondo para Prost, que mejoraba su piloto y obtenía el patrocinio de Repsol a cambio. Tras el desplante de Pedro al probar primero el Prost y luego decantarse por Jaguar, la relación de Pedro con Joan se deterioró mucho por le disgusto de este al no ver recompensado los esfuerzos en convencer a Prost para contratarlo (como si el dinero de Repsol no hubiera tenido nada que ver tampoco).En Jaguar no le pidieron el patrocinio, y era una escudería de mitad de parrilla que prometía mucho más y le asuguraba 2 años. Lógico cambio por tanto.

Así terminaba el 2º proyecto de equipo español, matado por un cumulo de circunstancias donde quizás la más importante fue adquirir un riesgo financiero como el que suponían las cantidades necesarias para llevar a cabo semejante proyecto, y en el que no por ello existía garantía alguna de éxito, frente a una opción más segura como era patrocinar a un equipo con potencial ganador como Benetton-Renault.El que no se llevara a cabo antes el patrocinio venía dado quizás porque Gené no suponía apuesta para Briatore, no así como Alonso, pero al que todavía le faltaba un rodaje necesario para liderar un proyecto como el de Benetton Renault.Por ello todo quedó postergado, y sólo cuando todos los factores estaban en el momento ideal para mezclarse, la fórmula se juntó dando como resultado las primeras victorias de Alonso y los 2 titulos mundiales, todos con la pegatina de Telefónica en el alerón trasero, bien grande, así como en los monos del piloto cada vez que ganaba o subía al podium. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Que necesita Movistar para tener éxito con la F1?

Encuesta - Futuro "Pedro de la Rosa"